Al adquirir un producto o servicio siempre es importante verificar si las características con las que cuenta cumplen con lo ofertado, ello con el fin de evitar ser víctima de algún tipo de fraude o afectación en su bolsillo.

Esto obtiene más relevancia cuando se trata de algún producto financiero como una cuenta en el banco, una tarjeta e incluso algún seguro, ya sea de vida, automotriz o de otro tipo.

En el caso de los seguros, y de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, en México, 25% de los adultos cuenta con algún tipo de póliza y, de la población no asegurada, 13 millones de personas desconocen cómo funcionan los seguros o dónde contratarlos.

Blanca Velázquez, directora metropolitana de Quálitas, aseguró que contar con un seguro actualmente se ha convertido en una necesidad; sin embargo, al ser un producto financiero, puede prestarse a diversos fraudes, donde engañan a la gente mediante la venta de pólizas fraudulentas que terminan por dañar el patrimonio de las personas.

Velázquez agregó que estos estafadores actúan de diversas maneras, principalmente embaucan mediante redes sociales o sitios web falsos en los que se hacen pasar por agentes de seguros logrando que, por desconocimiento, la gente caiga en sus engaños.

“La persona interesada en contratar un seguro puede verificar los datos de la aseguradora en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros, así como la validez del contrato y si se encuentra en el Registro de Contratos de Adhesión de Seguros (Recas)”, aconsejó Velázquez.

“Aquellos interesados en adquirir un seguro deberán cerciorarse que el pago se realice únicamente a la cuenta bancaria de la aseguradora, no a nombre del agente ni de una persona física”, comentó.

De acuerdo con la directiva, otra forma en que operan los defraudadores es a través de la suplantación de vehículos de las empresas aseguradoras, esto con el fin de que su engaño sea más creíble.

Revise detenidamente

La herramienta del Recas le da la posibilidad de conocer los contratos de los diferentes productos y servicios que ofertan las aseguradoras autorizadas para operar en el país.

De acuerdo con la Condusef, un contrato de adhesión “es el documento que elabora una aseguradora, en el cual se establecen los términos y condiciones aplicables a la contratación de un seguro, en el entendido de que dichos términos y condiciones no se prestan a negociación con el cliente”.

Su finalidad es conocer dichos contratos con el fin de que, previo a la firma del mismo o en el caso de que ya lo haya contratado, lo consulte en cualquier momento.

Una de las ventajas de la plataforma es su facilidad para obtener resultados, ya que basta con acceder al sitio de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en la sección de Trámites y Servicios, ahí tendrá que seleccionar la opción de Recas.

La búsqueda puede hacerla a través de tres opciones: por el nombre de la institución de seguros, por el número de Recas del producto o bien por el nombre comercial.

Al obtener los resultados, tiene la posibilidad de guardar o imprimir el contrato de su interés.

La Condusef también recomendó que antes de contratar un seguro compare entre las opciones que hay en el mercado, destacando que el Recas es una excelente herramienta para consultar diversos contratos de un mismo tipo que ofrecen diferentes aseguradoras.

Recuerde también que previo a la firma de contrato, lea cuidadosamente para conocer las características del producto, términos y condiciones, coberturas, exclusiones, deducible y coaseguro, así como verificar que las condiciones ofertadas concuerden con las pactadas.

“Se tiene el derecho de terminar el contrato de adhesión cuando usted quiera, siempre y cuando cumpla con las condiciones, requisitos y procedimientos señalados en el contrato”, refirió la Condusef.

Otra alternativa que puede utilizar a su favor y así evitar algún tipo de fraude es mediante la revisión del agente de seguros o ajustador, esto a través de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), la cual tiene el objetivo de supervisar y certificar a estas figuras que lo auxilian cuando tiene contratada una póliza.

La CNSF, por medio de su sitio en Internet www.cnsf.gob.mx/Busquedas/Agentes.aspx, pone la opción de Busca a tu Agente o Empoderado y Busca a tu Ajustador, para ello únicamente ingresará los datos solicitados como nombre y cédula.

El agente de seguros, además de que debe estar autorizado, tiene la obligación de explicar y aclarar cualquier duda sobre el producto de seguros que desee contratar.