En una época en que la situación laboral en México pasa por momentos difíciles, tener un seguro de desempleo que permita sobrellevar las deudas puede ser de gran ayuda.

En México hay aproximadamente 2.52 millones de personas sin empleo, 256,896 mexicanos más que en el mismo periodo del 2009, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Tomando en cuenta esto y el riesgo de morosidad cuando una persona se queda sin trabajo, la mayoría de las instituciones de crédito ofrecen seguros de desempleo que vienen ligados a productos hipotecarios o a tarjetas de crédito.

Tenemos dos seguros visualizados, uno es el que ofrecen las tarjetas de crédito por una pequeña cuota mensual y el segundo es el que incluyen los créditos hipotecarios. El primero puede ser opcional y el segundo ya viene integrado en el costo del préstamo , explica Rodrigo Torres, asesor de la empresa Elección Financiera.

Los seguros se manejan de forma diferente, dependiendo del banco, ya que algunos aplican desde el primer mes de desocupación y otros piden que el cliente tenga tres meses sin empleo. Además en el caso de los seguros ligados a tarjetas de crédito cubren sólo el pago mínimo mensual y en el caso de los hipotecarios cubre sólo algunas mensualidades.

Entérese sobre su alcance

Marco Antonio Carrera, director de Estudios de Mercado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), recomienda estar atento sobre el verdadero alcance de los seguros por desempleo, ya que éstos tienen vigencia y cantidades determinadas, así como cláusulas específicas .

Los expertos consideran que la utilidad del seguro está un poco restringida porque, por ejemplo, en el caso de las tarjetas de crédito cubren sólo el pago mínimo y se siguen acumulando los intereses, comisiones, etcétera.

Conviene tenerlo en el caso de los créditos hipotecarios, allí se cubre el total de la mensualidad , opina Torres.

Otra de las cláusulas importantes es que si el empleado renuncia a su empleo no podrá hacer uso del seguro. Para hacer válida la aplicación de este beneficio el banco solicita comprobantes de la liquidación o finiquito, motivos del despido o salida, tiempo de la relación laboral, entre otros.

La recomendación de la Condusef es que la gente invierta tiempo en leer el contrato que está firmando para que conozca bien cuál es el alcance y la cobertura que le ofrece esa opción.

Para activarlo

Éstos son algunos de los requisitos que pide el banco para hacer válido el seguro de desempleo, en caso de que tenga un crédito con ellos.

Número de póliza y de crédito.

Nombre completo del asegurado y/o desempleado.

Edad.

Fecha de ingreso a la empresa.

Fecha en que dejó de laborar en la empresa.

Causa del despido o salida.

Tipo y copia del contrato con la empresa.

Monto reclamado.

Copia de la escritura del crédito.

Último estado de cuenta.

Copia del finiquito.

Copia de identificación oficial del desempleado.

Fuente: Diversos bancos.

glopez@eleconomista.com.mx