A partir del 10 de septiembre, las personas afiliadas al Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste) podrán adquirir un financiamiento llamado Respalda2-M, para realizar mejoras en su hogar, siempre y cuando tengan un saldo mínimo de 6,000 pesos en su subcuenta de vivienda.

José Reyes Baeza, vocal ejecutivo del Fovissste, informó que este crédito fue aprobado por el Consejo de Administración desde el año pasado, sin embargo, por el diseño y detalles de éste es que se lanzará en los próximos días.

Para que un trabajador afiliado al Fovissste pueda acceder al financiamiento para mejorar su vivienda no es necesario que tenga un mínimo de semanas cotizadas, simplemente tiene que ser un trabajador activo y no tener un crédito hipotecario vigente o en trámite.

Reyes Baeza destacó que para acceder a este producto no será necesario otorgar un reporte de crédito y además no contempla comisión por apertura o prepago.

La característica principal del financiamiento es que se trata de un crédito a tasa fija y en pesos, por el que se harán descuentos quincenales del salario del derechohabiente. El Respalda2-M tiene una tasa de interés anual de 17 por ciento.

Participan instituciones como Santander, Actinver, CI Banco, Banamex y Sociedad Hipotecaria Federal, que en conjunto tienen disponibles 10,800 millones de pesos para fondear este producto.

Las empresas otorgarán los recursos y el Fovissste se encargará de la originación del financiamiento, administración y cobro de éste.

Fovissste origina y cobra, pero los bancos son los que darán el fondeo , reiteró Enrique Margain, coordinador del Comité Hipotecario de la Asociación de Bancos de México.

Los montos del crédito al que el trabajador podrá acceder oscilan entre 6,000 y 80,000 pesos; la cantidad que la persona solicite y le sea aprobada será depositada en una tarjeta de débito que otorgará la institución financiera.

Del total del financiamiento, las personas únicamente podrán disponer de 25% en efectivo, el resto tendrá que utilizarse para la compra de materiales y suministros de construcción o artículos para el mejoramiento de una vivienda en establecimientos autorizados por el Fovissste.

El plazo que los trabajadores tendrán para liquidar el Respalda2-M es de 18, 24 o 30 meses; de no hacerlo, se utilizará el saldo de la subcuenta de vivienda para pagar la deuda.

La meta para este año, es entregar 18,000 de estos créditos por los que se contempla una derrama económica de 1,450 millones de pesos.

Fovissste no es el único instituto de vivienda que promueve créditos para la remodelación, ampliación o reparación de las viviendas.

El parque habitacional se ha ido deteriorando a través del tiempo, por lo que es necesarios promover programas financieros para el mejoramiento de las casas , afirmó Jesús Alberto Cano Vélez, director general de SHF.

Dinero para la compra de materiales

Con este producto, el acreditado podrá disponer de su crédito a través de una tarjeta de débito y podrá retirar dinero en efectivo de hasta 25% de los recursos para el pago de mano de obra; el 75% por ciento restante tendrá que utilizarse en establecimientos de venta de materiales y suministros.

PARA SOLICITARLO:

  • Los trabajadores deben estar en servicio activo.
  • Deben ser cotizantes del ISSSTE.
  • Tener un saldo mínimo de 6,000 pesos en la subcuenta de vivienda.
  • No tener un crédito hipotecario vigente o en trámite con el Fovissste en el momento de solicitar el préstamo ante la institución bancaria.

ytorres@eleconomista.com.mx