El mercado de los corresponsales bancarios se ha extendido tanto que por medio de ellos, hoy en día, usted puede hacer pagos de servicios en efectivo, con cargo a tarjetas de crédito y débito, o con cheques; retiro de efectivo en cuentas bancarias; cuentas móviles y tarjetas prepagadas bancarias (hasta 1,500 Udis); depósitos en efectivo o cheques de la institución (hasta 4,000 Udis).

Además usted puede pagar créditos en efectivo, con tarjetas de débito, crédito y prepagadas o con cheques de cualquier institución; consulta de saldos y movimientos de cuentas bancarias, apertura de cuentas con límite de depósitos al mes y de bajo riesgo, pago de cheques del mismo banco, transferencias (dinero y remesas), e incluso adquirir y activar tarjetas bancarias prepagadas.

hoy en día las farmacias, supermercados, restaurantes, tiendas de conveniencia, oficinas de telégrafos, misceláneas, entre otros, pueden ser corresponsales bancarios, por lo que es casi seguro que a menos de cinco minutos de su casa u oficina usted pueda hacer cualquier tipo de transferencia bancaria.

Entre los beneficios que ofrecen los corresponsales bancarios está el acercamiento de los servicios financieros a la población que antes no tenía acceso a ellos, favoreciendo la inclusión de las personas en el sistema financiero mexicano, así como la realización segura de sus operaciones, pues sólo se pueden efectuar consultas o retiros con la tarjeta y NIP, y que son un instrumento que ha ayudado a la inclusión financiera en los estados y municipios.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) explicó que las principales características que tienen los corresponsales bancarios son que funcionan como una ventanilla entre la institución financiera y el cliente, y que las operaciones son asignadas al corresponsal por cada institución, es decir, no todos los corresponsales ofrecen los mismos servicios.

Cada uno puede firmar uno o más contratos con distintos bancos o con uno solo.

Tome en cuenta que el comercio donde se instale el corresponsal no es una sucursal y sus trabajadores no son empleados del banco; que sólo es un canal que la institución financiera utiliza para hacer transacciones y que el banco es responsable en todo momento de las operaciones que realice su corresponsal.

Cabe destacar que sólo el banco puede cobrar una comisión por las operaciones financieras realizadas (depósitos, retiros, excepto pago de servicios) y ésta deberá reflejarse en el comprobante de la operación y en el estado de cuenta.

No se deje engañar, pues ningún corresponsal bancario puede cobrarle tarifas no autorizadas en productos y servicios financieros; prestar servicios financieros por cuenta propia; condicionarle alguna venta de otro producto o servicio a la realización de alguna operación; publicitarse o promocionarse en los comprobantes de operación, o quedarse con información confidencial de la tarjeta o cuenta del cliente.

La Condusef informó que si tiene un inconveniente con algún corresponsal bancario, puede acudir a las oficinas de la comisión o marcar al 5340-0999 y (01800) 999-8080, o ir a la unidad especializada de su banco para realizar la aclaración, para ello deberá presentar el comprobante de pago o retiro, por lo que es recomendable que siempre los conserve.

[email protected]