Si ya realizó su presupuesto para este Buen Fin seguramente ya tiene definido lo que comprará y ha comenzado a cotizar tal vez esa televisión nueva, un refrigerador o ese celular que desea; todo lo anterior significa un gran desembolso, por ello es importante blindar en la medida de lo posible su compra.

Todos los aparatos que adquiere cuentan con una garantía por si al poco tiempo de que los compró se descomponen. Sin embargo, la anterior no lo blinda contra un accidente o robo. Contratar un seguro especial puede ser una buena solución; no obstante si usted lo compra con una tarjeta de crédito puede blindarlo gratis.

Las tarjetas de crédito cuentan con seguros de los que puede sacar mucho provecho, entre ellos el seguro de compras protegidas. Finanzas Prácticas, el programa de educación financiera de Visa, explicó que éste tiene por objeto cubrir ante algunos riesgos las compras efectuadas con su plástico. Entre sus garantías destaca: la extensión hasta el doble y /o por un año más el plazo de la garantía original de casi todas las compras en México y Estados Unidos, la protección empieza al día siguiente del vencimiento de la garantía original e incluye desde la reparación hasta la reposición del producto con uno similar o de mayor calidad.

Añadió que hay otros que también protegen ante el robo con violencia o asalto y daños ocasionados por eventos como: incendio, explosión, terremoto e inundación y accidente. Asimismo, protege transacciones fraudulentas, cualquier uso indebido de la tarjeta y las compras realizadas por Internet.

Como todo seguro, esta póliza también tiene exclusiones, como son los vehículos motorizados y objetos con garantía mayor a dos años; mantiene límite por objeto, por evento y tiempo de reclamación.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) añadió que quedan fuera de blindaje los artículos extraviados, robados sin violencia, los bienes dejados a la vista en vehículos. Tampoco contempla los artículos u obras de colección o antiguos, animales, combustible, bienes consumibles, productos perecederos, cheques de viajero, boletos de avión y de espectáculos.

Informó que también hay garantías que sólo aplican durante los 45, 90 o 100 días posteriores a su compra, según el tipo de tarjeta e institución financiera.

Para cuando usted necesita hacer válida la garantía de funcionalidad del producto, la Condusef aconsejó que evalúe con quién conviene más solicitarla (la garantía de quien se lo vendió o la del banco). Para ello, debe analizar las coberturas que le ofrece cada una y las condiciones para realizar reparaciones o cambios.

El seguro de compra protegida, al igual que los otros que ofrecen las tarjetas de crédito, en ocasiones se ofrecen de forma gratuita, y en otras tiene un costo mensual. Por todos ellos usted decide si desea o no contratarlos. Por lo anterior ,es importante que investigue qué seguros han sido cargados o incluidos en su plástico y se tome el tiempo para leer detenidamente sus condiciones.

La mayoría de los plásticos ofrece estos seguros sin costo adicional a la anualidad, por lo que en este caso no es necesario cancelar o prescindir de este servicio que funciona como una garantía de respaldo. Otras le dan la posibilidad de adquirir dicho seguro con costo preferencial, si así lo desea , detalló la Condusef.

Finanzas Prácticas aclaró que cada banco o institución financiera otorga coberturas y condiciones diferentes,por ello es importante que se informe y, si cuenta con varias tarjetas de crédito, elija la que mejores beneficios le da al momento de pagar con ella, no sólo en promociones sino también con seguros.

Si este fin de semana comprará, evalúe los beneficios que tiene si paga con tarjeta de crédito; pero sobre todo, explote esta herramienta financiera.

[email protected]