Es probable que una de sus metas financieras sea comenzar el 2015 sin deudas; sin embargo, en ocasiones es difícil encontrar una manera de afrontarlas, por lo que las tarjetas de transferencia de saldo o consolidación de deuda pueden ser una buena opción.

Estas tarjetas son poco conocidas por los usuarios; no obstante, ofrecen tasas de interés de entre 18 y 30%, mientras que el rango de las tradicionales oscila entre 32 y 45% , comenta al respecto Freddy Domínguez, cofundador y director general de ComparaGuru.com.

Los pagos tardíos son el motivo principal por el cual los clientes comienzan a generar intereses en sus cuentas de crédito, añade, lo cual se convierte en un problema aun mayor cuando las fechas de pago son distintas para cada tarjeta.

El gran beneficio que ofrece la transferencia de saldo es la posibilidad de pagar las deudas de todas las tarjetas (incluso algunas departamentales) en una sola exhibición y en la misma fecha, lo que baja el riesgo de olvidar los plazos y por tanto, de generar intereses por mora, detalló a través de un comunicado.

Asimismo, Domínguez refirió que en algunos casos estos plásticos ofrecen tasas fijas en el periodo acordado con el banco; es decir, los intereses no aumentarán por lo menos en el periodo que comprende el pago de la deuda.

Cómo obtener una

Para hacerse de uno de estos plásticos, regularmente es necesario ya contar con una tarjeta del banco a donde se pretende transferir la deuda, refiere el documento; sin embargo, existen bancos como HSBC que ofrecen tarjetas a clientes nuevos.

Por lo general, estas tarjetas requieren un monto mínimo de transferencia mensual de entre 1,000 y 3,000 pesos y piden que el monto de la deuda transferida no exceda 95% del crédito que proporciona la misma tarjeta. De hecho, destaca Domínguez, es posible que sólo se apruebe la transferencia de una parte de la deuda.

Todas las tarjetas están sujetas a aprobación de línea de crédito. Una vez aprobado el crédito, el banco se encarga de realizar la transferencia de la deuda.

Es una situación en la que ganan el cliente y el banco; el primero tiene la posibilidad de cubrir sus deudas de un modo más cómodo, y el banco gana un cliente quien, en ciertos casos, pagará una anualidad , comenta el directivo.

Actualmente, existen promociones por la contratación de estas tarjetas, como certificados de vuelos redondos anuales, de 7,500 a 10,000 puntos de recompensa o la exención de la anualidad.

Se recomienda este tipo de tarjetas a clientes que ya tienen un sobreadeudo, o bien, que buscan eliminar su deuda en menor tiempo y costo , recomienda Domínguez.