Alrededor de 50% de las compras que se hizo con Visa en la Copa Mundial de Rusia 2018 se realizó mediante transacciones sin contacto (contactless) con tarjetas, dispositivos móviles, wearables, reveló un análisis de Visa.

La compañía de pagos digitales informó en un comunicado que en el estudio de consumo, elaborado desde el partido inaugural el 14 de junio hasta las semifinales del 11 de julio, se observó una mayor adopción de tecnología de pago innovadora por parte de los consumidores.

La vicepresidenta ejecutiva y líder global de Mercadeo y Comunicaciones de Visa Inc, Lynne Biggar, dijo:“Los datos sobre el gasto de los tarjetahabientes de Visa durante la Copa Mundial de la FIFA ilustran el crecimiento de los pagos sin contacto en Rusia”.

Además, la adopción de estas formas de pago cambia la manera en la que los aficionados se benefician de estos pagos rápidos y seguros para pasar menos tiempo en fila y más tiempo enfocados en lo que ocurre en la cancha, destacó.

Explicó que en promedio, los tarjetahabientes de Visa gastaron 1,408 rublos por transacción (aproximadamente 23 dólares) dentro de los estadios a lo largo del torneo, siendo los aficionados de Rusia quienes más gastaron, seguidos por ciudadanos de Estados Unidos y México.

En tanto, las compras individuales promedio más altas se observaron en las categorías de mercancía adquirida dentro del estadio (4,200 rublos, aproximadamente 68 dólares), mercancía adquirida en Fan Fest (3,300 rublos, lo que equivale a cerca de 53 dólares) y consumos de comidas y bebidas dentro del estadio (800 rublos, lo que representa aproximadamente 13 dólares).

Visa destacó que de los 62 partidos que se habían jugado hasta la fecha en dicha justa deportiva, el encuentro inicial entre la nación anfitriona y Arabia Saudita en el Estadio Luzhniki registró el volumen de pagos más alto, ya que los aficionados gastaron más de 55 millones de rublos, un aproximado de 900,000 dólares.

Asimismo, del consumo total registrado en el partido inaugural, 69% provino de ciudadanos rusos y 31% de personas de otras nacionalidades.

El estudio reveló que entre los países con mayor consumo estuvieron Rusia, con 750 millones de rublos (12 millones de dólares); Estados Unidos, con 188 millones de rublos (3 millones de dólares), y México, con 94 millones de rublos (aproximadamente 1.5 millones de dólares).

Como promedio, el monto de cada transacción realizada dentro de los estadios durante los 62 partidos evaluados fue de 1,168 rublos (19 dólares).

Los aficionados rusos gastaron en promedio 1,090 rublos (18 dólares) en compras realizadas dentro del estadio.

A su vez, el gasto promedio de los visitantes internacionales que asistieron al torneo fue de 1,915 rublos (31 dólares), reveló la investigación.