Beatriz Aparicio lleva 15 años con La Combi, un foodtruck de comida rápida mexicana que se ubica en la colonia Guadalupe Inn, al sur de la Ciudad de México, donde relata que debido a la zona muchos comensales, incluidos sus clientes frecuentes, buscaban realizar sus pagos por medio de tarjeta. Sin embargo el hecho de no contar con una terminal punto de venta (TPV) era un factor que le impedía llevar a cabo este tipo de cobros.

En este sentido y con el fin de lograr una mayor inclusión financiera tanto para usuarios como para pequeños comercios, así como la aceptación de tarjetas en el país, Mastercard llevó a cabo la segunda edición de Cashless Makeover, una iniciativa en la que se busca incrementar la aceptación de pagos electrónicos, y a su vez realizar una renovación integral de un establecimiento con el fin de mantener y captar nuevos clientes.

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2018, en México 6.3 millones de adultos utilizaron de una a dos veces una tarjeta de débito para realizar pagos en establecimientos comerciales; 5.2 millones la utilizaron de tres a cinco veces, y 4.6 millones de adultos ocuparon el débito como forma de pago más de cinco veces.

Durante el corte de listón del renovado foodtruck de La Combi, Analicia García, directora de Desarrollo de Mercado y Aceptación en Mastercard México y Centroamérica, destacó que Cashless Makeover es una oportunidad para que este tipo de comercios mejoren y renueven su servicio al cliente.

“Estamos muy entusiasmados de presentar esta poderosa iniciativa que beneficiará tanto a La Combi como a sus clientes, gracias a la aceptación de medios de pago electrónicos” , comentó.

Tan sólo durante el 2018, el número total de TPVs en México ascendió a 2 millones 487,741 dispositivos, tomando en cuenta las terminales de la banca (1 millón 22,004) y de agregadores (1 millón 465,737), de acuerdo con el Panorama Anual de Inclusión Financiera 2019 de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Inclusión financiera, tarea conjunta

Para la directora de Desarrollo de Mercado en Mastercard, el tema de la inclusión financiera concierne a todos los participantes.

“Es una labor de equipo. Éste es un ecosistema y uno solo no va a cambiar el mercado. Esto tiene que venir de todos los jugadores, de comercios, instituciones e incluso del regulador que tiene que poner las condiciones para que un mercado así progrese”, afirmó Analicia García.

Nuevos lazos

La segunda edición de la iniciativa de Mastercard tuvo a un nuevo aliado, Mercado Pago, empresa especializada en pagos.

La alianza consistió en que la fintech realizó la implementación de la tecnología para los pagos por medio de su terminal Point Blue.

A esto hay que agregar que dentro de los hallazgos en la ENIF 2018 arrojaron que 21% de los adultos de la Ciudad de México utilizó una tarjeta de crédito o débito para realizar compras mayores a 500 pesos.

Finalmente, Luz María Ávila, directora de Mercadotecnia de Mercado Libre aseguró que la alianza con Mastercard fue un pilar importante que sienta las bases para incluir a más personas dentro del sistema financiero.

“Para nosotros, sumarnos a esta iniciativa y apoyar a emprendedores va de la mano perfectamente con nuestro propósito de incluir a cada vez más personas y comercios al sistema financiero”, agregó.