En México sólo 30% de los automóviles cuenta con un seguro, y según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2015, hay dos principales razones desde el punto de vista de los usuarios: se consideran productos muy costosos (a decir de 27.5% de los mexicanos), y no saben qué son los seguros ni dónde contratarlos (según refiere 25.9% de la población).

En este contexto, la posibilidad de contratar una cobertura desde la palma de nuestra mano es esencial para tener un mejor cuidado de nuestras finanzas personales, y varias plataformas como Wibe, QRK, ComparaGurú y Auto Chilango, entre otras, ya ofrecen este esquema.

Tales compañías ofrecen la posibilidad de cotizar la cobertura desde una computadora o smartphone, aunque las opciones varían: mientras Wibe ofrece pólizas de BBVA Bancomer Seguros y QRK oferta pólizas de Mapfre, Auto Chilango ofrece la posibilidad de comparar entre 10 compañías y ComparaGurú, entre ocho firmas.

“(En estas plataformas) se permite comparar aseguradoras con coberturas, condiciones y productos similares que se adaptan a sus necesidades. Una vez que elija el seguro de su preferencia, seleccione su forma de pago (anual, semestral o mensual) y posteriormente proceda a pagar con su tarjeta de crédito o débito. La póliza llegará directamente a su correo electrónico”, explica Auto Chilango respecto al funcionamiento de esta vía de contratación.

Esta app brinda cotizaciones de AXA, Mapfre, Quálitas, HDI, AIG, Zurich, Afirme, Sura y Chubb, mientras que ComparaGurú oferta pólizas de AXA, Quálitas, Mapfre, HDI Seguros, Banorte, GNP Seguros, ABA Seguros y Ana Seguros.

¿Qué tan seguro es?

Independientemente del medio de contratación de una póliza, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) sugiere evaluar y equiparar lo que le ofrecen ciertos servicios, con el fin de saber si realmente son herramientas útiles.

“También es importante saber si las nuevas formas de pago ofrecen alternativas que nos convengan y sean seguras”, recomienda la comisión.

En el caso de las aseguradoras convencionales, es importante que sepa cuáles riesgos están amparados y cuáles no, ya que “no porque sean instituciones aparentemente formales son garantía de calidad y cumplimiento. Infórmese y manténgase al pendiente de lo que ofrecen, es por su seguridad y bienestar”, exhorta.

Cuando quiera contratar un seguro o efectuar cualquier compra en línea, desde su celular o mediante una aplicación, la Condusef recuerda que lo sencillo no es sinónimo de calidad y eficiencia.

“Evite llevarse sorpresas y cuide su dinero; mientras más informado esté, obtendrá una mejor compra”.

finanzaspersonales@eleconomista.com.mx