Ya se acabó el año y, con él, se fueron las celebraciones decembrinas, pero los gastos no han terminado. Algunas personas ya preparan la llegada de los Reyes Magos y otras ya sufren la famosa cuesta de enero. El empeño puede ser una fuente de financiamiento para solventar compromisos inmediatos, pero es importante tomar sus precauciones antes de elegir una institución, advierten especialistas.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios Financieros (Condusef) recomienda no empeñar sus pertenencias con la primera casa de empeño que encuentre.

En materia de intereses, las casas de empeño privadas los cobran de acuerdo con los días que permanezca su prenda bajo su custodia, mientras que las instituciones de asistencia privada (IAP) como el Nacional Monte de Piedad, Montepío Luz Saviñón y la Fundación Rafael Dondé, los cobran por meses.

Por ejemplo, si usted lleva a empeñar un reloj el 5 de enero en una IAP y lo recupera el 4 de febrero, deberá pagar los intereses correspondientes a dos meses, ejemplificó la Condusef.

Otro aspecto importante es preguntar por los costos adicionales de almacenaje, avalúo, seguro contra robo, etcétera. Asegúrese de que no existan costos ocultos relacionados con el préstamo.

Compare el Costo Anual Total (CAT). Al igual que los créditos que ofrecen los bancos (hipotecarios, automotrices, personales y de nómina), los préstamos de las casas de empeño tienen un CAT que engloba todos los costos involucrados (tasa de interés, comisiones, avalúo, gastos de almacenaje, etcétera).

Este indicador le ayudará a comprar de forma fácil el costo del préstamo entre instituciones.

Según la Condusef, mientras el CAT promedio de las casas de empeño privadas se ubica en más de 250%; en el caso de las IAP, es de 120 por ciento.

Consulte qué porcentaje del valor del bien le prestarán. Éste se determinará con base en el avalúo que realice la institución. Dicho préstamo varía entre 25 y 45%, aunque algunas casas de empeño manejan hasta 85%, de acuerdo con datos de la Condusef.

En caso de que el establecimiento no cumpla con precio, cantidades, plazos, términos, entregas, condiciones, garantías, intereses u otros compromisos, puede presentar una queja ante Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

¿CRÉDITO PERSONAL, EMPEÑO O VENDO?

Si encuentra que en venta le darán mucho más dinero que por el empeño, analice con base en su necesidad de efectivo y su capacidad de pago si le conviene deshacerse de la prenda o si vale la pena dejar de recibir una suma mayor (por vender) con el propósito de recuperar su artículo en la casa de empeño.

Antes de empeñar, considere si no tiene una alternativa crediticia como créditos personales o de nómina con mejores condiciones.

CAMBIOS EN LA LEY

  • En diciembre, fueron aprobadas modificaciones en el Congreso de la Unión a la Ley Federal de Protección Al Consumidor que buscan transparentar las casas de empeño.
  • Establece un registro de las casas de empeño.
  • Instaura los formatos de los contratos de adhesión con los clientes.
  • Instituciones de asistencia privada no se consideran como casas de empeño porque no siguen fines de lucro.
  • Tienen que informar el interés diario y mensual que se cobra.

TIPS PARA EL PIGNORANTE

  • Especialistas de Finanzas Prácticas, programa de educación financiera de Visa, ofrecen algunas recomendaciones.
  • Conozca las condiciones de préstamos de por lo menos tres instituciones prendarias. Las casas de empeño deben tener registrado su contrato ante Profeco, a excepción de las instituciones de asistencia privada.
  • Para saber si la casa de empeño que le interesa tiene registrado su contrato, consulte: www.burocomercial.gob.mx.
  • Antes de empeñar, calcule si la prenda que piensa empeñar cubrirá su necesidad económica.
  • Cuando entregue su prenda, exija un contrato o documento jurídico prendario, que es el billete o boleta de empeño.
  • Lea completamente el contrato antes de firmarlo.
  • Tenga muy en cuenta las fechas de pago o refrendo de su crédito, porque, de lo contrario, podría perderla.
  • Si tiene dudas, acuda al área de orientación a clientes de la institución.

Fuente: Finanzas Prácticas y Profeco.

¿QUÉ PUEDE EMPEÑAR?

Para otorgar el crédito prendario, las casas de empeño pueden clasificar las prendas de la siguiente forma:

  1. Alhajas y relojes
  2. Varios y muebles
  3. Automóviles
  4. Hipotecas (desde 1997).

[email protected]