El comercio electrónico se ha incorporado en la vida de muchos consumidores como parte de sus rutinas y hábitos de compra. Gracias a la tecnología, ahora es muy común hacerse de cualquier producto o servicio en tan sólo unos clics y un par de segundos.

Para ayudar a los usuarios a que su búsqueda de compra sea más fácil, rápida y se adapte a sus necesidades, los comercios online y Marketplace ofrecen herramientas digitales como filtros de artículos, comparadores de precios, artículos sugeridos, el uso de chatbots y asesores virtuales. Estos elementos interactivos tienen el objetivo de mejorar el proceso de compra para que el consumidor encuentre más fácil los artículos por adquirir y con mejores precios.

Adicionalmente, existen otras herramientas como páginas especiales dedicadas a comparar artículos, precios y marcas que también tienen la función de auxiliar a los compradores digitales.

Vanessa Colin, Field Sales Executive de Magento Commerce de Adobe, explicó que las herramientas que brindan los sitios de e-commerce buscan asemejarse a lo que hacían antes los vendedores de piso en las tiendas en físico, quiénes les daban un trato personalizado a los compradores al mostrarle productos de su interés y sus necesidades.

“Hay muchas herramientas que facilitan a los consumidores a hacer compras mucho más asertivas, con análisis y que realmente va a gustarles es producto y servicio. La recomendación es utilizar los buscadores, la parte para comparar productos”, afirmó.

Asistencia 24/7

La inteligencia artificial cada vez toma más fuerza en diferentes áreas y las compras online no son la excepción. A decir de la experta en marketing gracias a la aplicación e incorporación de estos elementos, el usuario ahorra tiempo y dinero al comparar diferentes productos en una sola misma página. Adicionalmente, estas herramientas ayudan a realizar compras más inteligentes y asertivas.

Una de las principales que brindan los sitios son los filtros web, éstos ayudan a encontrar al artículo por categorías, precio, tamaño, color, diseño o estilo los artículos en cuestión. Su objetivo es refinar la búsqueda de una serie de productos de interés del comprador; al tener menos opciones puede comparar con mayor facilidad el artículo que esté asociado con lo que busca.

“Lo que se hizo es dar esa asesoría en cuestión del filtro para llegar al mejor producto y fue que se dieron este tipo de herramientas, de empezar a tener bien definidas las categorías de compras. Este tipo de filtros lo que hace es cubrir esa experiencia que se tenía de forma física hacia lo digital”, aseguró.

En el caso de los chatbots, muchos están diseñados para la atención al cliente y orientarlos en cuestiones específicas sobre los medios de pago, el estatus del pedido, todo es como una asesoría con una persona en físico. De hecho, algunos ya tienen precargados contenidos o dudas específicas por parte de los consumidores.

Agregó que para ayudar a los compradores, algunas tiendas de ropa tienen como herramienta que los usuarios se tomen una fotografía para buscar patrones dentro de la ropa que tienen para ofrecer los productos que más se parece a los artículos que buscan.

Páginas también le ayudan

Existen algunos portales web especializados en comparar precios y marcas, ampliando la posibilidad de búsqueda entre más tiendas en línea y extendiendo más opciones.

La primera es Google Shopping. Dentro del buscador más famoso del mundo, al seleccionar esta opción, arrojará una lista de precios y tiendas con los productos o servicios que buscas. Si desea usarlo, sólo basta con buscar la opción de “Shopping” como parte de las opciones de búsqueda que ofrece el gigante tecnológico. 

Otra alternativa es ingresar a páginas como Kelkoo, Idealo o Trivago que están especializadas en comparar costos, servicios y marcas.

A este ejercicio, también se suman instituciones como la Procuraduría General del Consumidor (Profeco), quien ofrece una publicación electrónica quincenal llamada “Brújula de Compra”, en la que los usuarios pueden consultar comparativas de precios, resultados de encuestas, estadísticas de consumo y consejos para realizar compras más inteligentes o contratar servicios de casi todos los giros y de acuerdo con distintas temporalidades.

Adicionalmente, cuenta con una amplia base de datos de tiendas en línea, útil para evaluar distintos aspectos de los sitios web de venta, tales como la claridad en sus términos y condiciones, si cuentan con políticas de privacidad y protección de datos personales, entre otras.

montserrat.galvan@eleconomista.mx