El fallecimiento de un familiar o persona cercana es un suceso muy difícil de sobrellevar, y cuando nos enteramos de que éste dejó deudas tiende a complicarse, ya que a la incertidumbre de su falta se piensa que los allegados tendrán que atravesar por un complicado proceso de llamadas, visitas y citatorios con los bancos y cobradores.

Sin embargo, si atraviesa por un escenario similar o por cultura financiera, es importante saber que la mayoría de los plásticos ofrece al titular, de manera automática y gratuita, un seguro por fallecimiento.

Los bancos tenemos un seguro que cubre el monto que se adeude al momento de que el titular fallece. Éste entra automáticamente en cuanto se nos notifica del fallecimiento , comenta al respecto Ricardo Torres, director de Tarjetas de Crédito de Scotiabank.

Por disposición del Banco de México y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el saldo insoluto de la cuenta del titular es decir, el restante de una deuda quedará cubierto a través de esta protección o mediante un esquema de cobertura similar. Aunque la cantidad a cubrir varía entre cada banco, el límite promedio es de 1 millón de pesos.

Este proceso se inicia a través de una sucursal, añade Torres, y el solicitante deberá presentar en original o copia certificada por notario público el acta de defunción e identificación oficial del titular, y un escrito de notificación por fallecimiento que contenga el nombre y la cuenta del tarjetahabiente.

Cualquier familiar o persona cercana al titular puede realizar este proceso, siempre y cuando presente estos documentos en una sucursal de la emisora del plástico, y el solicitante acuda con una identificación oficial.

Mantenga actualizada su información

Una vez que se nos notifica, iniciamos el procedimiento para liquidar el saldo del titular; verificamos que no haya transacciones en curso, es decir, compras autorizadas posteriores al fallecimiento del cuentahabiente, para evitar que se haga un mal uso de la tarjeta , añade el directivo de Scotiabank.

De ahí la importancia de tener actualizada nuestra información financiera y tener un orden para identificar beneficiarios, añade por su parte Fabiola Armendáriz, gerente de Contenidos Financieros y Capacitación de Educación Financiera Banamex.

Los tarjetahabientes deben revisar a detalle sus contratos, añade: Como consumidores debemos ser responsables al firmar un documento. Si tiene dudas, intente solucionarlas al estar con el ejecutivo de su banco, y sólo firme hasta que esté seguro de que es un producto que le queda claro y satisface sus necesidades .

En el caso de créditos para bienes duraderos, si bien el proceso para cancelar la deuda es similar, las condiciones de los contratos adquieren un papel de mayor peso para la deuda que se va a liquidar, comenta Armendáriz.

En el caso de un crédito hipotecario, por ejemplo, si el titular no contaba con un seguro de vida y sólo tiene su contrato, el banco salda el insoluto que quedó de la deuda, y el restante quedará pendiente para el beneficiario asignado o herederos, y en algún momento el albacea tendrá que ir con el banco para notificar a quién le tendría que entregar el recurso , agrega.

Por ello, es importante contar con un seguro de vida al contratar un crédito a largo plazo, ya que esto le ofrecerá dos opciones al beneficiario.

La primera es pagar una prima que cubra la totalidad del adeudo, y si en algún momento fallece el titular, al beneficiario se le entrega la cobertura total de ese seguro, y queda liberada la hipoteca , detalla la vocera de Banamex.

La segunda opción, continúa, radica en que la prima cubra los saldos insolutos del crédito, y entonces en caso de que fallezca el titular de la deuda, se libera al beneficiario solamente lo faltante.

Beneficios adicionales de su tarjeta

Para proteger a sus familiares del fantasma de las deudas, tenga presente que el seguro por fallecimiento no es el único con el que cuentan las tarjetas de crédito, ya que algunas ofrecen coberturas adicionales, importantes para usted y sus allegados en caso de que llegue a faltar.

Varias tarjetas tienen como beneficio adicional un seguro por fallecimiento que aplica en medios de transporte; al pagar con su tarjeta, automáticamente está asegurado en caso de accidente en aerolíneas autorizadas o medios de transporte como tren o autobús , refiere Torres.

Esta cobertura protege al titular, cónyuge e hijos menores de 23 años de edad por montos que varían entre cada prestamista, en caso de muerte accidental o pérdida de miembros, sólo al pagar con su tarjeta los boletos de un medio de transporte público autorizado.

Por ello, añade el vocero de Scotiabank, es importante saber que estas protecciones existen, para tener mayor certeza de que estamos más asegurados con una tarjeta que al pagar con efectivo u otro medio de pago .

Y la parca sin endeudados se quedó

Si un allegado llega a faltar y dejó deudas en una tarjeta de crédito, no se alarme; el plástico tiene seguros para estos escenarios con el fin de que el luto no se extienda a su bolsillo:

  • Por disposición de Banxico y la Condusef, todas las tarjetas cuentan con un seguro por fallecimiento. El monto cubierto varía entre cada banco, pero en promedio es de 1 millón de pesos.
  • Para cancelar la deuda de un ser querido, acuda a una sucursal del banco con una identificación oficial, y presente, en original o copia certificada por notario público: acta de defunción e identificación oficial del titular y un escrito de notificación por fallecimiento que contenga el nombre y la cuenta del tarjetahabiente.
  • En el caso de créditos de productos duraderos, como el hipotecario o de automóvil, considere adquirir un seguro de vida para que sus beneficiarios puedan disponer del bien al momento, o pagar sólo el restante. ¡Recuerde mantener actualizados los nombres de sus beneficiarios!
  • Algunas tarjetas cuentan con seguros adicionales que le protegen en caso de accidente en viajes en avión o medios de transporte autorizados al adquirir sus boletos con el plástico. Pregunte a su banco por estas coberturas.

[email protected]