Durante la primera mitad del año, ocurrieron 2.3 millones de siniestros de automóviles en el país, en donde los usuarios tuvieron que ser atendidos por ajustadores, es decir, aquellas personas que se encargan de atender lo sucedido y evaluar las causas que ocasionaron el accidente para así poder hacer la propuesta de indemnización.

Este proceso puede ser tardado e, incluso, molesto para algunos usuarios debido a la atención que le puede dar el ajustador, por lo cual es importante conocer que se pueden evaluar a estos trabajadores a través de un micrositio de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

En dicho micrositio, durante el primer semestre del año, los usuarios reprobaron a los ajustadores de seguro para automóvil con una calificación promedio de 4.6 a un total de 827 ajustadores evaluados.

A detalle, fueron 22 los ajustadores que lograron obtener una calificación perfecta por parte de los usuarios, de los cuales 10 fueron de Seguros Inbursa, mientras que otros seis de HDI Seguros.

En el otro extremo, fueron 29 los ajustadores que recibieron una calificación de 0 por parte de los usuarios. GNP fue la aseguradora con el mayor número de ajustadores con dicha calificación, con un total de siete, seguida por Quálitas, con cuatro.

Un ajustador de seguros, de acuerdo con la Condusef, debe estar registrado ante la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) y ser contratado por la compañía aseguradora para efectuar la evaluación de los siniestros, precisar las causas, determinar qué daños están amparados por las pólizas y calcular las indemnizaciones que corresponda en cada caso.

“Una de las tareas principales de un ajustador es deslindar responsabilidades en un accidente, basándose en el reglamento de tránsito y en las condiciones generales de la póliza. Para ello, las propias aseguradoras han establecido manuales que señalan los lineamientos, políticas y procedimientos que deben observar los ajustadores que cuentan con registro vigente”, explicó.

Negativa del pago, el principal reclamo

De acuerdo con las estadísticas de la Condusef, en el primer semestre del año el reclamo más común en lo que se refiere al seguro para automóviles fue por la negativa en el pago de la indemnización, el cual significó 47.4% de los 10,326 reclamos que se registraron en el periodo.

Le siguió la inconformidad con el tiempo para el pago de la indemnización, que representó 9.5%; la inconformidad con el monto de la indemnización, con 8.2%; la inconformidad con el tiempo para la reparación del coche, con 8.1%, y la inconformidad con la reparación del coche, con 8 por ciento.

La Condusef recordó que, en caso de un siniestro, lo primero que se debe hacer es marcar a su aseguradora para que le proporcione la información necesaria y le envíe al ajustador o, si es necesario, alguna ambulancia.

Cuando llegue el ajustador, es importante tener a la mano la licencia o permiso de conducir, la póliza del seguro y la tarjeta de circulación.

Otra recomendación es que, si no se obstruye la circulación de las vías en donde ocurrió el accidente, no se debe mover el vehículo hasta la llegada del ajustador, o bien que la autoridad haya atendido el siniestro. De ser obligado a mover el auto antes de la llegada del ajustador, se recomienda tomar fotos a detalle del siniestro, es decir, cómo quedaron los coches, los golpes y huellas del accidente.

En caso de que el responsable del siniestro se dé a la fuga, no se recomienda detenerlo o perseguirlo por seguridad. Lo importante, refirió la Condusef, es tener el modelo del vehículo, color y placa, lo cual se debe informar de manera inmediata a la aseguradora o, en su caso, a la autoridad.

[email protected]