Para las personas que tienen una deuda con una institución financiera y que han sido contactadas por algún despacho de cobranza para liquidarla, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) informó sobre las condiciones a las que se deben apegar para  realizar las gestiones de cobro, negociación o reestructuración de los créditos, préstamos o financiamientos.

En un comunicado, la dependencia destacó cuatro obligaciones principales:

1. Documentar por escrito con el deudor el acuerdo de pago, negociación o reestructuración de los créditos, préstamos o financiamientos, indicando los términos y condiciones que permitan identificar la oferta, descuento, condonación o quita, si el acuerdo incluye cualquiera de estos conceptos.

2. Señalar el importe a pagar, desglosando el monto principal, intereses ordinarios, moratorios y, en su caso, cualquier otro costo que sea exigible de acuerdo con el contrato incluyendo los cálculos respectivos.

3. Especificar si con ello se obtendrá el finiquito o liquidación del adeudo o sólo se cubrirá un pago parcial.

4. Señalar claramente en el documento el número de cuenta de la entidad financiera en el que se realizará el pago, con referencia al número de crédito de que se trate.

Si está interesado en hacer una reestructura o liquidación de su deuda, la Condusef exhortó a los usuarios a consultar el Registro de Despachos de Cobranza (Redeco), en el que viene la información de las empresas que trabajan con las instituciones financieras.

Puede consultarse en la dirección: https://phpapps.condusef.gob.mx/redeco_gob/redeco.php, para que esté seguro de no estar tratando con una empresa fraudulenta.