El fraude en las tarjetas de crédito se ha vuelto muy recurrente en los últimos años; por ello, es importante contratar esquemas de seguridad para que en caso de ser presa de la delincuencia evitar problemas que afecten su bolsillo.

Al respecto, el director de estudios de mercado de la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras, Marco Antonio Carrera comentó que los bancos ofrecen alternativas sobre seguridad con un costo extra por la anualidad. Además, esto incrementa el Costo Anual Total, (CAT) de las tarjetas, un poco más que las convencionales.

El CAT y su anualidad se eleva, pero vale la pena pagarlo, ya que ante cualquier reclamación por robo, extravío, fraude o clonación en la tarjeta, el banco emisor responde explicó.

Agregó que en general no hay tarjetas buenas o caras , sino que depende de las necesidades que el usuario busca y requiera.

En ese sentido la banca hoy en día oferta productos llamados tarjetas blindadas que cuentan con un seguro de protección contra fraudes, clonación o extravío.

Instituciones de crédito como Santander y Banamex cuentan con blindaje en sus productos financieros.

La mecánica es sencilla, mediante un seguro que tiene costo anual o mensual, el banco la protege contra clonación, robo o extravío y ofrece reponer en 24 horas el importe de la compra fraudulenta.

Mientras que Scotiabank y Bancomer ofrecen en sus tarjetas sólo seguro contra extravío o robo.

Para que la institución crediticia haga válido en caso de un siniestro de este tipo, hay que notificar al banco, ya sea vía telefónica o acudir a cualquier centro de atención de usuarios, posterior a notificarlo por escrito, en el cual desde ese momento quedará protegido.

Sin sorpresas

Para evitar que su tarjeta sea robada o clonada, no la pierda de vista al pagar en establecimientos comerciales, exija que la transacción se realice en su presencia y cuando se la devuelvan verifique que sea su plástico.

Otra recomendación que da la Condusef es no dar información personal o contraseñas de la tarjeta ya sea por teléfono o vía electrónica ya que el banco no pide información por estos medios.

Procure tener a la mano los números de atención telefónica para reportar su tarjeta en caso de robo o extravío.

En el caso de que se percate que existen anomalías en su tarjeta, por ejemplo, el saldo no es el que esperaba o llegan cobros por compras que nunca realizó, debe acudir al banco y reportarlo.

[email protected]