Antes de solicitar una tarjeta de crédito es importante considerar si está en las condiciones financieras óptimas para tener un servicio de este tipo, ya que el crédito no es un ingreso extra sino una forma de extender el uso de nuestro dinero, de acuerdo con la firma Resuelve tu Deuda.

La reparadora de crédito señaló que para aprovechar responsablemente un financiamiento se debe determinar el monto máximo al que se podría comprometer mensualmente una persona sin afectar su economía, para lo cual necesita restar los gastos fijos y el ahorro a los ingresos netos.

En un comunicado, refirió que la colocación de tarjetas de crédito en México ha tenido un crecimiento constante llegando a más de 25 millones de plásticos en el mercado, al mismo tiempo que incrementó la morosidad de este producto, situación que demuestra el desconocimiento financiero que se ve reflejado en usos inadecuados por parte de los tarjetahabientes.

La vocera de Resuelve tu Deuda, Kathy Quintero, comentó que de acuerdo con la información de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, actualmente hay medio millón más de plásticos que en el 2017, mientras que el Índice de Morosidad se ubica en 5.3%, el segundo más alto en toda la cartera de consumo.

Explicó que por ello es importante considerar, antes de adquirir un plástico, el historial crediticio, así como identificar el objetivo del crédito y determinar la capacidad de pago.

Además, una persona debería  fijarse en el Costo Anual Total del adeudo, que es una medida estandarizada que ayuda a comparar el costo del financiamiento crediticio entre productos.

Este indicador no sólo involucra las tasas de interés, sino todas las comisiones, por lo que es una buena referencia para determinar qué tan caro es un crédito.

Quintero enfatizó que es importante comparar las opciones, ya que según la última Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2015, siete de cada 10 personas que contrataron un crédito no lo compararon con productos similares de distintas instituciones y, en consecuencia, no adquirieron el plástico que mejor satisficiera sus consumos.

“Convertirnos en mejores consumidores de productos crediticios nos ayuda a impulsar nuestra cultura financiera. Además, iniciar nuestro historial con la tarjeta adecuada puede ser la clave para evitar situaciones de sobreendeudamiento y mora”, puntualizó.

Cabe mencionar que 39.5% de los mexicanos no contrata financiamientos por temor a endeudarse, siendo el principal impedimiento al solicitar un crédito, refiere la ENIF 2015.

De manera similar, 2.6 millones de personas no quieren volver a tramitar un financiamiento por miedo de volverse a endeudar, según datos de la misma encuesta.

[email protected]