Al momento de contratar una póliza para asegurar un vehículo, no solamente debe prestar atención a las coberturas o al contrato, también hay que revisar los deducibles y sumas aseguradas para conocer cómo será la indemnización por parte de la compañía en caso de un siniestro.

La insurtech Migos Seguros, explicó la necesidad de que previo a la contratación de estos productos financieros se lea y conozca cada concepto relacionado al deducible. Destacó que el deducible se refiere a la cantidad que el asegurado debe cubrir en los gastos derivados de cada siniestro; mientras que la suma asegurada se refiere a lo máximo que la aseguradora se compromete a pagar por la indemnización de un siniestro.

Por ello, recomendó a los usuarios conocer los elementos de un seguro de auto para que no haya sorpresas desagradables al momento de contratar uno y saber cómo trabaja cada aseguradora.

A su vez, Qualitas indicó en algunas coberturas, como las de daños materiales, el deducible a pagar por los usuarios se expresa en porcentajes, mientras que en algunas circunstancias, como las de responsabilidad civil, que involucran lesiones o incluso muerte de un tercero, los montos se estiman a partir de UMAs (unidades de medida y actualización).

Señaló que cada compañía cuenta con su propia tabla de deducibles acordes al plan de aseguramiento contratado. El porcentaje se calcula sobre la suma asegurada marcada en la carátula de la póliza o el valor comercial bajo el cálculo mencionado en las condiciones generales de la póliza correspondiente.

Sergio Enrique Álvarez, subdirector de Siniestros de Quálitas, insistió que la cultura del aseguramiento va más allá de sólo adquirir un servicio, por ello la importancia de conocer a detalle la póliza contratada, resolver las dudas a través de los agentes y leer detenidamente las condiciones generales.

finanzas.personales@eleconomista.mx