Durante la contingencia sanitaria, el volumen de retiros en efectivo solicitados a través de un adelanto de nómina se incrementó 40%, informó Nima Pourshasb, director general de Minu, la startup especializada en dicho sector.

En entrevista, el directivo explicó que este aumento en adelantos de nómina se debe principalmente al estrés financiero de los trabajadores para afrontar la crisis económica y sanitaria derivada de la pandemia de coronavirus.

“Muchas personas que cobraban a través de comisiones ganan menos, algunos no les han pagado, algunos más les redujeron el salario, entonces, hay un miedo generalizado de perder su empleo. Hay más presión financiera”, explicó.

Afirmó que estas solicitudes podrían aumentar conforme los trabajadores regresen a laborar a sus oficinas, debido a que habrá una mayor presión financiera durante varios meses más en lo que la economía mexicana se recupera.

Desempleo, imprevistos o emergencias, sobreendeudamiento o la quiebra de un negocio, son algunos motivos por los cuales cualquier persona puede caer en estrés financiero, señaló Leonardo González, analista de Real Estate del portal inmobiliario Propiedades.com

Esta situación, no solamente afecta la salud física y mental, también impide hacer planes a mediano y largo plazo, que pueden afectar los ahorros, o incluso, el patrimonio forjado a lo largo del tiempo.

El especialista resaltó que ante un contexto tan complejo como el que se vive, es de vital importancia, llevar con exactitud un control de gastos e ingresos que se reciben al mes y cuánto de este gasto se destina a cuestiones esenciales como comida o servicios; la ausencia de este registro presupuestal puede generar un descontrol, y por ende, ocasionar estrés financiero.

En tanto, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) dijo que, para evitar caer en una situación de insolvencia, una regla financiera básica es que el pago de sus deudas no sea mayor a 30% de sus ingresos netos.

[email protected]