Invertir en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no es sólo para millonarios. Ahora, cualquier persona puede hacerlo de forma sencilla a través de bancos, casas de Bolsa o sociedades de inversión y con montos mínimos.

Para entrar a uno de estos instrumentos de inversión, es necesario abrir una cuenta en una casa de Bolsa, pues son las únicas autorizadas por el gobierno para comprar y vender acciones.

Por ejemplo, Banamex ofrece Accitrade (se abre con 10,000 pesos) y Blink (5,000 pesos).

En algunas casas de Bolsa, el monto requerido para participar es de mínimo 300,000 pesos.

Abrir un contrato bursátil es muy sencillo: el inversionista (si es persona física) necesita una copia de su identificación oficial y otra del domicilio actualizado , dice Fabiola Guzmán Soto, asesora de Grupo Financiero Monex.

Posteriormente, hay que definir el nivel de riesgo. Lo recomendable es diversificar teniendo inversiones que tengan liquidez inmediata, a mediano y largo plazo. Con base en esto se pueden diversificar la cartera.

Elija las mejores acciones

Para elegir qué acción comprar es recomendable fijarse en las que más rendimiento han pagado. Se deben ver cuáles son las acciones que tienen mejor proyección a un año; esto se puede ver en las proyecciones a futuro y que vienen en los reportes trimestrales de las empresas , explica Becerra.

También se puede optar por elegir las acciones que son más estables y que a la larga siempre tienen utilidades, por ejemplo Bimbo, America Movil, Walmex, Cemex.

Adicional a eso, las casas de Bolsa cuentan con áreas de análisis que emiten las recomendaciones de dónde es bueno invertir para tener ganancias de corto plazo.

Las ganancias

Históricamente, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ha dado buenos resultados a sus inversionistas.

Por ejemplo, en los últimos 12 meses ha ganado 24.46 por ciento.

Sin embargo, siempre hay movimientos en las acciones, los cuales se ven influidos por las noticias que se difunden en los medios de comunicación y que parecen muy alejadas de nosotros, como puede ser la inflación, el crecimiento económico de país (PIB), la confianza del consumidor y el valor del dólar, entre otros.

Al respecto, la ejecutiva de Monex explica: Aunque el mercado siempre tiende a la alza, es importante saber que esto es a largo plazo, porque llega a haber periodos a la baja, pero mientras no saques tu dinero, no pierdes. Pierdes en el momento en el que vendes, porque es cuando se materializa la pérdida. El chiste aquí es comprar barato y vender caro y para eso estamos los asesores .

Por ejemplo, en lo que va del año (enero-junio), la Bolsa Mexicana ha perdido 2.72%, pero eso no siempre significan pérdidas para usted, ya que puede ser que las acciones que compró sean de las que no bajaron en el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC). Además, según los expertos, debido a que es una inversión a largo plazo, es muy posible que a final de año la tendencia negativa se revierta.

En cuanto a las ganancias, hay que resaltar que aunque la mayor parte son para el cliente, las casas de Bolsa cobran comisiones por la compra o venta de acciones. Por ley, el monto máximo de comisión es de 1.7% y se aplica sólo a la ganancia, no al capital.

Para los VIP

Si desea comprar acciones en el extranjero, puede acceder a los valores que cotizan en el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC), donde hay valores de otros mercados.

Sin embargo, las condiciones para entrar a este son más exigentes porque son mercados más arriesgados.

En este caso, la Bolsa Mexicana de Valores estipula que el inversionista haya tenido en los últimos dos ejercicios fiscales alguna de las dos siguientes opciones: ingresos anuales por 500,000 Udis (2 millones 205,000 pesos) o que tenga activos por 1.5 millones de Udis (6 millones 615,000 pesos).

Consejos para obtener mejores resultados

Antes de invertir en el mercado de capitales, tome en cuenta lo siguiente:

Existen instrumentos de renta fija (papeles de deuda gubernamental o de empresas) y de renta variable (como las acciones) con distintos grados de riesgo.

Determine el grado de riesgo que está dispuesto a asumir.

Invierta a través de intermediarios autorizados.

Las inversiones no cuentan con el seguro de depósito del Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB).

No invierta todo su patrimonio, sólo una parte.

Los mejores frutos pueden cosecharse a mediano y largo plazo.

No debe asustarse si baja la acción o la Bolsa ni engolosinarse si sube, es mejor asesorarse.

Invierta sólo los recursos que no necesitará por lo menos en un año.

Fuente: Condusef.

glopez@eleconomista.com.mx

Inversión