Querétaro, Qro. Tras un año y cuatro meses del impacto de la pandemia de Covid-19 en el mercado automotor, en Querétaro la venta de vehículos continúa con indicadores por debajo de los registros prepandemia.

Durante el primer semestre de este año, en la entidad se colocaron 1,980 unidades, cifra que se encuentra 16.3% por debajo del primer semestre del 2019, cuando llegó a 2,366 unidades comercializadas, informó la presidenta estatal de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Laura Rodríguez Miranda.

En el periodo enero-junio del 2020, se colocaron 1,589 unidades, lo que significó un decremento anual de 32.6% en relación con el año previo.

En tanto, al comparar las ventas del 2021 con la comercialización del año pasado —cuando se presentó el confinamiento—, este año el estado presenta un incremento de 24.6% en relación con el anterior.

El desabasto de inventario, a causa del déficit de semiconductores, así como las mermas que dejó la pandemia en la economía local, son factores que influyen en que la venta de unidades continúe por debajo de los registros prepandemia, refirió la titular estatal de la AMDA.

Entre las unidades colocadas en el primer semestre del 2021 se encuentran 595 de uso múltiple, 533 subcompactos, 408 compactos, 302 camiones, 122 de lujo y 20 deportivos.

En Querétaro, la AMDA contabiliza a 78 distribuidoras de automóviles que generan 8,000 empleos directos.

Rechazan regulación de carros chocolate

A la menor actividad que presenta el mercado automotor en el estado, expuso Laura Rodríguez, y que ha generado una crisis en la industria, se suma la iniciativa que propondrá el Ejecutivo federal para regularizar las unidades procedentes de Estados Unidos.

“En medio de la crisis pensamos que el acceso de estas unidades para acá sería pésimo, hay una parte donde se pueden legalizar, pero que se hagan conforme a derecho, no hacia los autos chocolates o lo que ahora vamos a llamar auto de contrabando (…) Somos un sector importante en el país, además de contribuir con 2 millones de empleos en el país, generamos parte de esta economía que hoy está afectada”, declaró.

La dirigente estatal de la AMDA precisó que los estados de la frontera norte, así como Zacatecas, son los más vulnerables ante la medida que promovería el gobierno federal.

“Cuando hablamos de autos seminuevos se tiene que garantizar la procedencia del auto (...) generaríamos un desempleo total. Solicitamos al Senado que no pasen los autos chocolate (...) Que los legisladores locales y federales nos apoyen como sector”, apuntó. 

La industria automotriz contribuye con 3.4% del Producto Interno Bruto nacional, que genera impacto en 253 actividades económicas del país.

En este contexto, asociaciones del sector automotriz han solicitado una audiencia con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para analizar las repercusiones de regularizar dichas unidades

De acuerdo con la AMDA, "la introducción y comercialización de vehículos usados procedentes de Estados Unidos, sin cumplir las formalidades del procedimiento aduanero, es un delito que se ha pretendido resolver sin éxito mediante disposiciones del Poder Ejecutivo y el Legislativo, como lo acredita la existencia de 19 procesos de regularización en el periodo de 1979 al 2011".

estados@eleconomista.mx