Con un presupuesto de 1,355 millones de pesos para el cierre del ejercicio 2016, el jefe delegacional de Tláhuac, Rigoberto Salgado Vázquez, indicó que se invirtió en infraestructura educativa a nivel básico.

Informó que el objetivo es dotar de condiciones educativas de calidad a este sector de la población, por lo cual declaró, ante la Comisión de Administración Pública Local de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), que preside el diputado Adrián Ruvalcaba Suárez, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que en cuanto a la inversión pública el presupuesto fue de 156 millones de pesos ejercidos.

Salgado Vázquez aseveró que una de las metas para este año es atender 98 centros educativos con un presupuesto de 6.1 millones de pesos y adicionalmente se realizará una inversión por 10 millones para trabajos de reconstrucción de la escuela secundaria República de Cuba.

Señaló que se ha puesto especial atención al Programa Hidroagrícola , ya que uno de los ejes principales es el rescate de las zonas chinamperas con el mantenimiento de los canales, destinando casi 300 millones de pesos para mantenimiento de inmuebles públicos como mercados, deportivos, construcción de albercas, pavimentación, introducción de drenaje en pueblos, barrios y colonias.

Sin embargo, afirmó que existe falta de equidad para otorgar los recursos presupuestales a las demarcaciones capitalinas.

Durante su comparecencia, destacó que nuestra delegación ha sido marginada, se le ha considerado desde una visión periférica, que no pertenece a la Ciudad de México; es el trato que se nos ha venido dando, incluso desde el presupuesto .

Asimismo, comentó que mientras Milpa Alta recibe en promedio 8,000 pesos por habitante, a Tláhuac le corresponden sólo 3,000 pesos.

Desarrollos en Cuajimalpa

Luego de su comparecencia, el jefe delegacional en Cuajimalpa, Miguel Ángel Salazar Martínez, informó que la demarcación contará con cerca de 25,000 departamentos nuevos como parte de los 10 desarrollos inmobiliarios proyectados alrededor de la carretera México-Toluca.

En ese sentido, el delegado explicó que la delegación analiza un esquema donde los desarrolladores inmobiliarios, mitiguen con obras el impacto ambiental y urbano que provocarán.

Lo que se está promoviendo es que ellos pongan el dinero para que otorguen el servicio: estamos hablando de temas hidráulicos, sanitarios, de movilidad, aparejados con servicios públicos y seguridad .

[email protected]