Hasta el momento, el surgimiento de la variante Ómicron de la pandemia de la Covid-19 no ha generado un impacto negativo en las reservaciones, ni en el flujo de turistas hacia los destinos del Caribe Mexicano, expuso Andrés Gerardo Aguilar Becerril, encargado del despacho de la Secretaría de Turismo de Quintana Roo.

En entrevista, dijo que las autoridades del sector turístico mexicanas están muy pendientes a las disposiciones que cada país determine y redoblando las medidas de prevención con el objetivo de seguir siendo un lugar seguro para los viajeros. “Tenemos un destino que cuida a sus visitantes y a sus colaboradores”, recalcó.

El funcionario explicó que los protocolos sanitarios en toda la cadena de atención turística en el estado, aunado a la vacunación de empleados y población en general, permiten estar en condiciones de ofrecer un destino, seguro y confiable para vacacionar.

Recordó que los atractivos de esa entidad cuentan con certificaciones de protección y prevención sanitaria en instalaciones turísticas que reconocen más de 30 tipos de prestadores de servicios.

Con ello se han certificado a más de 1,000 unidades de los eslabones de toda la cadena de valor, por ejemplos, taxis, hoteles, tiendas, hoteles y centros de consumo.

En Quintana Roo hay 116,000 cuartos de hotel, de los cuales 89,000 estan inscritos en la Plataforma de Prevención y Protección Sanitaria

El gobierno estatal determinó reforzar la verificación para validar el cumplimiento de buenas prácticas.

informó que luego de la aparición de la variante Ómicron de la Covid-19 solo se tienen las medidas aplicadas en Estados Unidos, donde las autoridades restablecieron la obligación de pruebas diagnósticas. 

En ese sentido indicó que Quintana Roo dispone de las pruebas necesarias con el fin de que no afecte a la movilidad de los pasajeros procedentes de esa nación.

Se reconfiguraron los mercados del Caribe Mexicano

Por otra parte Aguilar Becerril comentó que las medidas implementadas por diversos países para contener el avance de la pandemia de la Covid-19 ha reconfigurado los mercados de origen de los visitantes a destinos del Caribe Mexicano.

En ese sentido, comentó que en la reciente edición del Tianguis Turístico, los destinos del Caribe Mexicano lograron consolidar esta temporada y algunos meses del próximo año.

Incluso se estan logrando niveles importantes de reservaciones para septiembre y noviembre que tradicionalmente son temporadas bajas. Dijo que en 2021 en esos meses los niveles de ocupación superaron en alrededor de 20% lo registrado en 2019.

Además, el Tianguis Turístico sirvió para corroborar que se sigue consolidando el mercado norteamericano, donde se observa una tendencia contraria a la que se registró antes de la pandemia,  cuando se venía contrayendo. Hoy vemos que es todo lo contrario, representa 43% del mercado de los destinos de Quintana Roo. Otro 43% representa el mercado nacional y el restante diversos países.

También destacó que en los últimos meses se ha venido fortaleciendo el mercado colombiano, donde aumentó la conectividad aérea, lo cual permitió la llegada de más viajeros de esa parte del sur del continente.

Hasta el jueves pasado, se habían detectado casos de la variante Ómicron en Brasil, EU y Canadá. Sobre el particular dijo que esos dos países venían evolucionando como mercados intermitentes, debido a que sus autoridades implementaron medidas muy restrictivas de movilidad. En el caso de Canadá pasó de ser el segundo mercado más importante al sexto para los destinos quintanarooenses.

En tanto, Brasil ha venido repuntando y se espera que la llegada de viajeros de ese país aumente considerablemente, debido a que el 15 de diciembre se reactivará la Ruta Sao Paulo-Cancún, con tres frecuencias semanales.

Se esperan llenos totales durante fin de año en algunos destinos

El funcionario estatal explicó que la temporada de fin de año es muy importante para la industria turística del estado y, de acuerdo con los registros de reservaciones, se prevé superar tasas de ocupación de 90 y 95 por ciento.

Incluso se estima que en algunos destinos de la parte norte del estado se lleguen algunos días a 100 por ciento.

De acuerdo con el encargado del despacho, se estima que, al cierre de este año, los destinos del Caribe Mexicano reciban más de 12.5 millones de turistas, lo cual significa una recuperación del 80% de la actividad turística respecto de los niveles registrados en 2019, antes de la pandemia de Covid-19.

Al cierre de 2020 el impacto en la reducción de turistas a los destinos de Quintana Roo fue de 47%, respecto a 2019, cuando a escala nacional fue de 80 por ciento. 

“Eso ha permitido recuperarnos más pronto y esperamos que para inicios del próximo año no solamente se haya restablecido la actividad sino que se pueda crecer un poco más”, abundó.

diego.badillo@eleconomista.mx