La delegación Querétaro de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) propone que es necesario aumentar los incentivos productivos para el campo, con la finalidad de incrementar el nivel de competitividad de productores locales.

El delegado en Querétaro, Óscar Gutiérrez Zárraga, agregó que la introducción a México de productos transgénicos ha derivado en afectaciones para los pequeños productores, por lo que es necesario impulsar la producción local, principalmente de frijol y maíz.

Fue un error por parte del pasado Ejecutivo federal permitir la inclusión de transgénicos en el país, ya que estudios internacionales aseguran que hay complicaciones para la salud (...) No podemos poner a competir a un pequeño productor o hacerlo dependiente de comprar semillas transgénicas para que se haga competitivo , declaró.

La unión ha propuesto que en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) se incluyan incentivos productivos por 4,700 millones de pesos, de los cuales propone 3,000 millones se otorguen a través del Programa de Incentivos para Productores de Maíz y Frijol (Pimaf); 1,200 millones a través del programa de apoyo para los productores cafetaleros y 500 millones de pesos para infraestructura en activos productivos.

Gutiérrez Zárraga añadió que es necesario generar incentivos para el campo y fortalecer la producción local con el objetivo de que los productores sigan adquiriendo insumos nacionales. Aunado a que estimó que los pequeños productores representan 80% de la producción agrícola que se genera en el país.

Programas beneficiarios

En tanto, en materia de financiamiento para el sector, precisó que es necesario establecer facilidades para acceder a créditos, toda vez que consideró que entre las reglas de operación suele haber trabas que dificultan el acceso.

[email protected]