La antigüedad del sistema de drenaje en el Centro Histórico de Querétaro sigue ocasionando afectaciones constantes en las arterias de la zona; en algunas calles se hace habitual la ocurrencia de hundimientos.

Algunas de las calles detectadas como más propensas son Hidalgo y Río Ayutla (cerca de avenida Universidad), reconoció el delegado del Centro Histórico, José Niembro Calzada.

De acuerdo con el encargado delegacional, corresponde a la Comisión Estatal de Aguas (CEA) efectuar el proyecto que permita mejorar o renovar cerca de 60% de la tubería de la zona centro.

En semanas anteriores se suscitó un hundimiento en Pino Suárez, el cual fue reportado a través de redes sociales; el hecho se reportó como un gran bache , resultando en una ruina que instó el cambio de 70 metros de tubería en un tramo de Juárez a Allende.

Los hundimientos se han convertido en parte de la agenda cotidiana de la delegación, requiriendo de obras emergentes que deben ser tratadas inmediatamente.

Por parte de la delegación, se ha solicitado a la CEA que explique qué motiva estos hechos, con la finalidad de mantener informada a la ciudadanía.

Resarcimiento

La administración municipal en coordinación con la CEA proyectan recursos para destinarlos a obras que aminoren dicha afectación; sin embargo, refirió el delegado Niembro Calzada, se deben priorizar las acciones, dado que aún hay colonias que carecen de servicios básicos como el drenaje, zonas donde deberá apremiarse la inversión.

El delegado estimó que se requerían cerca de 110 millones de pesos para hacer algunas obras, especialmente en la mayor parte de la tubería que tiene una antigüedad de entre 50 y 100 años.