Cozumel, QR. Luego de atracar el crucero Adventure of the Seas en Cozumel después de 15 meses de suspensión total de actividades, la naviera Royal Caribbean anunció que este mismo año extenderá sus itinerarios hacia otros puertos mexicanos como Mazatlán, Los Cabos, Ensenada y Puerto Vallarta.

Las rutas comenzarán a operar a partir de noviembre, con seis barcos saliendo desde la Florida y Texas, así como desde Los Ángeles, específicamente para puertos del Pacífico mexicano a través del crucero Navigator.

Se trata de dos itinerarios, uno de cuatro noches hacia Ensenada y Catalina Island, y otro de 10 noches tocando Ensenada, Los Cabos, Mazatlán y Puerto Vallarta.

Así lo informó Alberto Muñoz Quirós, vicepresidente de Royal Caribbean para Latinoamérica y el Caribe, quien adelantó que las previsiones de la compañía establecen que la recuperación total del volumen de pasajeros previo al Covid-19 y el restablecimiento total de rutas sería hasta el 2023.   

Hasta antes de la pandemia, dijo, Royal Caribbean tenía cinco rutas que tocaban Cozumel, de las cuales a partir de julio se restablecerán cuatro, zarpando de Fort Lauderdale y Miami (Florida) y Galveston, Texas, además de la que ayer tocó la isla saliendo desde Nassau, Bahamas.

Muñoz Quirós explicó que el impacto del Covid-19 es incuantificable, pero sólo la derrama que dejaron de generar los cruceros de la compañía para la isla es de aproximadamente 474 millones de dólares desde el arranque de la pandemia, aunque otra forma de cuantificar es a través de la pérdida de 10,000 empleos en la ínsula que dependían de toda la industria turística de cruceros. 

Más navieras

El alcalde de Cozumel, Pedro Joaquín Delbouis, adelantó que además de los barcos de Royal Caribbean, está por anunciarse el regreso en julio de Carnival Cruise para la terminal de Puerta Maya, así como de Celebrity Cruises, hermana de Royal.

En caso de no modificarse las actuales condiciones, Norwegian Cruise Line regresaría a partir de agosto a la ínsula, y está por confirmarse para septiembre o incluso antes el regreso de la naviera italiana MSC.

Joaquín Delbouis anticipó que en caso de confirmarse el regreso de estas navieras, Cozumel cerraría el 2021 con al menos 1.2 millones de cruceristas, es decir, prácticamente la misma cifra que registraron al cierre del 2020, año en el que durante los tres primeros meses lograron captar cruceros, pues a partir de la segunda quincena de marzo fue cero.

Agregó que esto permitiría a la ínsula reactivar la recaudación por concepto de saneamiento ambiental, cuyos ingresos alcanzarían los 100 millones de pesos en los primeros 12 meses a partir de la reactivación de cruceros.

estados@eleconomista.mx