Guadalajara, Jal. Mientras el presidente municipal de Tlajomulco, Alberto Uribe Camacho, continúa buscando que el Congreso de la Unión modifique la ley para que los grupos concesionarios de los aeropuertos en el país paguen impuestos municipales, personal del ayuntamiento llevó a cabo un operativo de inspección en los establecimientos comerciales del Aeropuerto Internacional de Guadalajara.

Alrededor de 30 servidores públicos de distintas dependencias del municipio en el que se encuentra asentada la terminal aérea visitaron más de medio centenar de establecimientos, de los cuales 28 fueron apercibidos, la mayoría, para refrendar sus permisos 2017.

Estamos realizando un operativo amigable con los propietarios de los comercios que se encuentran en el aeropuerto, esto, para invitarlos a que regularicen su situación, en cuanto a las licencias municipales se refiere , indicó el secretario general del ayuntamiento, Erik Daniel Tapia.

Aclaró que la revisión no está dirigida al Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), concesionario del aeropuerto, sino a los establecimientos comerciales que están dentro de la terminal aérea.

El gobierno municipal concedió un plazo de 10 días hábiles para que regularicen su situación.

La semana pasada, Uribe Camacho se sumó a la lucha de los alcaldes donde están asentados 10 de los principales aeropuertos del país, para impulsar la iniciativa que busca que los concesionarios y los establecimientos comerciales al interior de las terminales aéreas paguen impuestos municipales.

El alcalde inició un litigio contra el GAP desde el 2010, cuando fungía como secretario general del ayuntamiento, insistiendo en que los aeropuertos deben pagar al municipio el Impuesto Predial.

promo@eleconomista.com.mx