El gobernador de Veracruz, Javier Duarte Ochoa, anunció que la entidad reestructurará pasivos con Banobras por 15,000 millones de pesos, luego de haber recibido la aprobación del Consejo General del organismo.

Dicho monto forma parte de los 21,700 millones de pesos de nueva deuda autorizados por el Congreso local en octubre pasado.

Sin embargo, el mandatario aclaró que la reestructura con Banobras no es por 21,700 millones como se ha manejado, sino por 15,000 millones, de los cuales 10,000 millones se garantizarán con el Impuesto sobre la Nómina y 5,000 millones con fondos federales. Destacó que este proceso dotaría al estado de mayor liquidez y contará con más recursos para obra pública, además de que espera que con ello puedan sanear las finanzas.

Los términos, tasas y plazos de la reestructura no han sido dados a conocer porque se está en etapa de negociación, aclaró.

Deudas viejas

Sin embargo, Hilario Barcelata, coordinador del Observatorio de las Finanzas Públicas, en la Universidad Veracruzana, asegura que de los 21,700 millones que el gobierno tiene permiso de contratar, una parte importante, 20,000 millones, son para pagar pasivo existente, y otra será destinada a obra pública, que son 1,700 millones respaldados con parte del Fondo de Aportaciones a la Infraestructura Social (FAIS) que la entidad recibe de la federación.

Es ésto que se acaba de aprobar con Banobras , asegura.

Lo que están haciendo (con Banobras) es contratar deuda nueva para pagar la ya existente .

El estado de Veracruz inició el año con pasivos por 41,355 millones de pesos, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda al cierre de 2014, pero podría cerrar este 2015 con pasivos superiores a 63,236 millones, un alza de 77%, de ejercer la totalidad del crédito por 21,950 millones de pesos autorizado por su Congreso.

Un año de presiones

Además, en el panorama de Veracruz para el 2016 hay aún más deuda, ya que la Ley de Ingresos del gobierno estatal incluye una nueva solicitud de autorización para contraer pasivos por un monto equivalente a 5% de sus ingresos ordinarios del próximo año, es decir, 4,926 millones de pesos. Recursos que una vez aprobados, el estado podría o no ejercer. La Ley de Ingresos aún se encuentra en discusión.

El especialista alertó que el próximo año el gobierno de Javier Duarte tendrá serias presiones financieras, ya que de ejercer la totalidad de créditos autorizados tendrá que erogar aproximadamente 15,000 millones de pesos para saldarlos antes de terminar el periodo de gobierno, y para pagar servicio de deuda normal.

[email protected]