La carretera Xochimilco-Tulyehualco, vialidad que sufrió daños por el sismo del 19 de septiembre del 2017, fue reabierta después de casi 19 meses.

Durante la reapertura de la vialidad, el titular de la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México, Jesús Antonio Esteva Medina, explicó que en total se arreglaron 350 metros lineales y de los 250 millones de pesos que se presupuestaron para la obra se ahorraron 18 millones.

Al respecto, el secretario mencionó que estos recursos ahorrados serán destinados a reconstruir escuelas de la capital del país que resultaron lastimadas por el sismo.

Indicó que la reparación consistió en “926 inyecciones de mezcla para fortalecer el suelo a 15 metros de profundidad, se renovaron señalamientos viales, así como alumbrado público, y se rehabilitaron tres puentes peatonales”.

Por su parte, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, señaló que la vialidad estuvo cerrada por más de un año y medio, derivado de los daños que registró la carretera a raíz del sismo.

“Estuvo parada la construcción más de un año y tres meses; esta carretera se dañó con el sismo del 19 de septiembre del 2017, y pues la verdad es que la administración pasada tenía un avance de 15%”, dijo.

La mandataria indicó que la administración que encabeza tardó cuatro meses para concluir el tramo carretero.

“Así que como dijeron aquí, lo que no se pudo hacer en más de un año pues lo estamos entregando en cuatro meses”, sostuvo la jefa de Gobierno.

Las obras públicas dependen de muchas cosas, ahondó, de gobiernos honestos con conocimiento, de funcionarios con ética, pero también de empresas con buena logística.

En puerta

Sheinbaum Pardo manifestó que además de la reparación de la carretera, se están realizando programas para recuperar la zona, después de las afectaciones que resultaron tras el sismo del 19 de septiembre.

“Estamos también con el programa de apoyo rural; vamos a rescatar las chinampas y toda la zona rural de Xochimilco. Se está haciendo un trabajo muy importante de levantamiento de toda la zona de Xochimilco, toda el área natural protegida, porque hubo muchos hundimientos diferenciales”, añadió.

Asimismo, dijo, este año se empezará a trabajar en la presa San Lucas y el Río Santiago para que no haya contaminación en los canales de Xochimilco.

“Vamos a empezar también a limpiar todo el Río San Buenaventura —a un costado del periférico— para que no haya inundaciones; se va a hacer el drenaje de Barrio 18 que históricamente había estado abandonado”, puntualizó Claudia Sheinbaum.

[email protected]