Cancún, QR. A partir de hoy y al menos hasta el 9 de mayo Quintana Roo retrocede a naranja del semáforo epidemiológico ante el incremento en el número de contagios de Covid-19, situación que ya había advertido el gobernador Carlos Joaquín González.

“A pesar que de acuerdo con las estadísticas en los municipios de Isla Mujeres, Puerto Morelos, José María Morelos y Lázaro Cárdenas no se han registrado nuevos casos, no se pueden relajar las medidas sanitarias impuestas, porque en cualquier descuido una persona puede contraer la enfermedad”, explicó, además de que Benito Juárez (Cancún) es el municipio que registró un aumento de 14% en el número de casos en la última semana.

Destacó que en ambas regiones, norte y sur, el porcentaje de ocupación hospitalaria aún está por debajo de los 20 puntos, pero de continuar los contagios en aumento esa situación podría cambiar.

Entre el 26 de abril y 1 de mayo, Quintana Roo pasó de 22,825 casos positivos a 23,330 (505 nuevos), es decir, un promedio de 84 casos diarios en seis días.

Ante ello, el gobierno del estado anunció medidas que se aplicarán de forma estricta a partir de este lunes, como aplicar más pruebas y vacunas en zonas prioritarias y hacer más fácil los esquemas de vacunación; también los empresarios deberán aplicar las pruebas a trabajadores, permitirles aplicarse las vacunas y fomentar el uso de los hábitos.

Implementar un programa emergente de desinfección en el transporte y espacios públicos; el gobierno estatal hará lo mismo en oficinas, espacios público. En lugares de trabajo se realizarán campañas de limpieza.

También, la supervisión de reuniones, mediante la cual el gobierno estatal hará labores de fiscalización y revisión de fiestas, eventos y campañas para verificar que se apliquen los hábitos sanitarios como la sana distancia y el uso de cubrebocas; fortalecer el programa de burbujas sanitarias, así como la disminución de movilidad.

Restricción de actividades

El gobierno del estado dio a conocer que en semáforo naranja las actividades esenciales operan con la capacidad normal, como son seguridad pública, procuración de justicia, actividades legislativas, hospitales y servicios médicos, comercios al por menor de alimentos (mercado de alimentos, supermercados, tiendas de conveniencia, abarrotes, tortillerías y similares).

Lo mismo aplica para bancos e instituciones financieras, pesca y agricultura, construcción, almacenamiento, lavanderías, minería y purificadoras de agua.

Abren a 50% hoteles, restaurantes, sitios históricos, parques temáticos, campos de golf y servicios turísticos, congresos y convenciones, exposiciones y ferias al aire libre, servicios contables, administrativos y profesionales, gimnasios y clubes deportivos en áreas al aire libre. En espacios cerrados estas actividades operan a 30%, mientras que en espacios cerrados abren a 25 por ciento.

Se permite solamente 30% de aforo en playas y parques públicos, cines y teatros, centros comerciales, tiendas departamentales, casinos, peluquerías y salones de belleza, servicios religiosos, inmobiliarias y manufactura (fabricación de maquinaria, equipo), venta de enseres y computadoras.

No abren escuelas, bares, centros nocturnos, discotecas, centros de espectáculos y cantinas.

La capacidad máxima en transporte público a 50%, taxis tres personas incluyendo al conductor, vehículos privados cuatro y motocicletas una persona.

estados@eleconomista.mx