La Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) informó que se encuentra en pláticas con los municipios para que, en vez de confinar la basura en los rellenos sanitarios, se genere energía a partir de los residuos, informó el secretario de la dependencia, Gregorio Peláez Velázquez.

Al anunciar la realización del noveno Congreso Estatal de Educación Ambiental del 17 al 19 de octubre en el Centro Cultural Gómez Morín bajo el eslogan Haz algo, Peláez Velázquez detalló que se está realizando un diagnóstico para saber cuál es el potencial de la basura que se genera en Querétaro.

El gobierno del estado -dijo- está en pláticas con algunos de los presidentes municipales electos para buscar proyectos estratégicos donde puedan generar lugares en los que, en vez de confinar, se genere la energía, trabajos que se requieren de tiempo pero no ha habido una respuesta.

Precisó que no todas las tecnologías se aplican para todos los residuos; hay muchas tecnologías que ya están aprobadas para funcionar, pero obedecen a ciertas características, por lo que habrá que esperar al término del análisis.

Una vez definido el estudio, se tendría una decisión acerca de cuáles son los lugares estratégicos para poder plantear alternativas con los presidentes municipales y así lograr las eficiencias que se están buscando.

También hay proyectos planteados para generar luz a través del Acueducto II y otros.

En el estado se generan 1,500 toneladas de basura diarias, lo que implica una generación importante; sin embargo, son adecuados los confinamientos existentes en Querétaro.

La visión para el estado ha sido vanguardista y se está buscando impulsar proyectos nuevos que vinculen a la sociedad, empresa y gobierno para generar la sustentabilidad, dijo.

Tres pilares

Agregó que el desarrollo sustentable se basa en tres pilares fundamentales, que son el desarrollo social, económico y el cuidado al medio ambiente protegido en un marco de Estado de Derecho.

Manifestó que se está tratando de incluir a todos los espectros de la sociedad, puesto que todos los indicadores demuestran que el estado es una sociedad participativa.

Una vez constituida la comisión de cambio climático para el estado, dijo, se atienden tres principales rubros; el primero, el transporte, que es el que genera más emisiones y para el que se está trabajando en un reordenamiento de éste.

El segundo rubro se refiere al manejo de los residuos y en tercero, los cambios de los usos de suelo.

Respecto del Congreso, en el que se invertirá alrededor de medio millón de pesos y donde tendrá lugar el Premio estatal de Ecología 2012, Arturo Anaya Montes, director de Planeación Ambiental de la Sedesu, previó que se espera una asistencia de 5,000 personas y la participación de alrededor de 60 ponentes.