Aunque cuentan con el respaldo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) para realizar los operativos de alcoholímetro, los municipios pertenecientes a la zona metropolitana trabajan para operar de manera independiente dicho programa, que busca inhibir los accidentes relacionados con el consumo de alcohol.

El primer municipio en implementar el alcoholímetro a nivel municipal fue Querétaro, a través del programa Tómate la Vida en Serio, el pasado 12 de febrero, que incluye sanciones económicas, que van desde 4,382 hasta 18,260 pesos, privación de la libertad desde ocho hasta 24 horas y arresto inconmutable de entre 25 a 36 horas.

Actualmente son utilizados como separos las instalaciones del Juzgado Cívico, en la delegación Epigmenio González; no obstante, el secretario de Obras Públicas, Hiram Villeda, reiteró que se trabaja en el proyecto para contar con la infraestructura del Torito y la Vaquita, mismo que podría albergar a 200 personas, con un costo de 13 millones de pesos, aunque podrían reducir el gasto a 6 millones, con una capacidad de solamente 80 sujetos.

Corregidora también afina los detalles para iniciar con el operativo alcoholímetro. Mauricio Kuri González, edil de la ciudad, reconoció que estimó que el inicio de operación fuera la semana pasada; sin embargo, éste se retrasó una semana para culminar las capacitaciones, aunque sólo implementarán un dispositivo.

Por el momento, mencionó, no es necesario generar nueva infraestructura para contar con un Torito; además serán empleados 20 policías para realizar el operativo, de los 350 elementos que tiene el ayuntamiento.

En tanto, el alcalde de El Marqués, Mario Calzada, dijo que subirá a sesión de cabildo el proyecto para realizar el alcoholímetro en su demarcación, aunque aún no se tienen el monto ni fecha exacta para su presentación.

Para el caso de Huimilpan, Celia Durán Terrazas aseguró que es la SSC la que ha llevado a cabo las pruebas de alcoholimetría a su demarcación; será, según los resultados que arroje, decisión del municipio para realizarlo por su cuenta.