El repunte de la actividad manufacturera en Querétaro impactará en 2.5% el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) estatal, estimó el director del Centro de Desarrollo de la Industria Automotriz en México (Cediam) del Tecnológico de Monterrey campus Querétaro, Isidoro Mata Cano.

Explicó que para este año se tienen mejores expectativas de la producción manufacturera. Se prevé que tras un cierre en el 2013 de 4.5%, este 2014 pueda alcanzar un crecimiento de entre 6 y 6.5 por ciento.

Lo anterior, refirió, por un aumento de la demanda de los clientes, y especialmente, de los requerimientos de las armadoras asentadas en la región del Bajío.

Mata Cano informó que desde mediados de enero se observa un crecimiento interesante en la producción de autopartes y que esta reactivación del sector, al ser Querétaro el número uno en producción, se refleja en el aumento de los requerimientos y la demanda, lo que impactará positivamente en el crecimiento del PIB.

El PIB manufacturero es el más importante en la contribución del producto interno estatal, concentra más de 30% de los inscritos en el Seguro Social, por lo que tendrá un efecto positivo , comentó.

De acuerdo con datos del gobierno de Querétaro, en el estado hay cerca de 300 empresas del sector automotriz, que aportan más de 10% del PIB y generan 45,000 empleos.

Además, Querétaro es líder a nivel nacional en la producción de componentes para automóviles, fabrica 15% de los que son comercializados en México.

Isidoro Mata Cano destacó que la puesta en marcha de las armadoras Honda y Mazda en la región del Bajío repercutirá positivamente en Querétaro.

El Director explicó que Honda y Mazda comenzarán con su curva de lanzamiento, por lo que será hasta el segundo semestre del 2014 cuando se verá un efecto sobre los requerimientos.

Otro de los elementos que contribuirán al crecimiento del estado, destacó, es la publicación de las leyes secundarias de las reformas estructurales. Se prevé que éstas sean publicadas en abril o mayo, con ello impulsarán una mayor inversión, concluyó.