Puebla, Pue. Iberdrola y Alquimara anunciaron una inversión conjunta de 235 millones de dólares para construir una central fotovoltaica en el municipio de Cuyoaco, ubicado en el del estado de Puebla.

Las obras iniciarán en el transcurso de este octubre y se prevé que el proyecto esté listo para finales del 2020.

Los representantes de Iberdrola y Alquimara sostuvieron este miércoles una reunión con el mandatario Miguel Barbosa Huerta, con el objetivo de darle a conocer el proyecto que pretende generar 300 megawatts; en los trabajos de construcción significará detonar 1,500 empleos.

La energía que se genere sería equivalente a la atención de 162,800 hogares, de acuerdo con la información proporcionada por las empresas al gobernador en este encuentro.

Desde el 2016, Iberdrola buscaba aterrizar este proyecto en la entidad poblana, lo cual consiguió en un segundo intento en marzo del siguiente año, cuando obtuvo la Manifestación de Impacto Ambiental por parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

La planta ocupará 755 hectáreas de terrenos agrícolas en los municipios de Cuyoaco y Ocotepec para instalar las celdas solares.

De la extensión total de tierras, 674 hectáreas serán para la colocación de paneles y el resto se destinará a la construcción de las dos subestaciones (elevadora y de maniobra) para la distribución.

Además, contará con una línea de transmisión de 6.79 kilómetros de longitud; a partir de ésta, se implementarán dos líneas de transmisión: una de 0.102 kilómetros y otra de 0.104 kilómetros.

La energía de cada bloque de generación será transmitida por una red interna en media tensión (34.5 kilovoltio) de circuitos colectores hasta la subestación elevadora, donde se adecuará la tensión de 34.5 a 230 kilovoltio para su interconexión con el sistema eléctrico nacional que se realizará en la subestación de maniobras.

Antecedes de coinversión

Se trata del tercer proyecto que Iberdrola realiza con Alquimara, ya que los dos primeros fueron parques eólicos, el llamado PIER II de 65 megawatts, que opera en el municipio de Esperanza, inaugurado en noviembre del 2015, con una inversión de 130 millones de dólares, donde la española tiene 51% de las acciones.

También, en la localidad de Cañada Morelos, edificaron el PIER IV, que costó 300 millones de dólares y que producirá 220 megawatts, el cual se prevé tener listo a finales del presente año.

Energías limpias

Barbosa Huerta dijo que en su administración están apostando por atraer más inversiones del sector de energías limpias, aprovechando las condiciones climatológicas del estado para ese tipo de proyectos.

En este tenor, recordó que su gobierno está ofreciendo las condiciones para que lleguen más inversiones y contribuyan al desarrollo económico y a la generación de empleos, a la par de diversificar la actividad productiva con otro tipo de industrias, ya que en Puebla están consolidadas la automotriz, de alimentos y textil.

[email protected]