Monterrey, NL. Para apoyar a compañías que busquen aumentar su productividad realizando la transformación digital, la iniciativa Nuevo León 4.0 lanzará en enero un programa de acompañamiento con 100 pequeñas y medianas empresas (Pymes).

“Las Pymes están en la base de la pirámide y son las que tienen mayor contribución en la economía, sin embargo, están rezagadas y les falta este tipo de acompañamiento, por ello un grupo de expertos las van a apoyar para que logren su transformación”, comentó a El Economista Abraham Tijerina Priego, coordinador de la iniciativa Nuevo León 4.0.

Para preparar el terreno y atender a las Pymes que están en el proceso de dar el brinco hacia la manufactura 4.0 se realizó un proyecto piloto con cuatro empresas manufactureras de la industria automotriz y de electrodomésticos, las que compartieron sus problemáticas con expertos llamados Apóstoles 4.0, los cuales ayudan a las empresas a definir con base en las carencias en sus operaciones algunas soluciones lo que les dará mayor beneficio. 

A partir de enero de 2020 se realizarán talleres con una duración de cuatro o cinco días, en los que participarán grupos de 20 Pymes, que ya hayan definido cuáles podrían ser los proyectos que quieren ejecutar relacionados con la manufactura 4.0.

Los primeros dos días se les preguntará a las empresas cuáles son los principales problemas que tienen en su operación, se agruparán las problemáticas y se irán priorizando aquellos temas que al solucionarlos brinden mayor impacto a menor costo.

La segunda etapa tendrá una duración de dos a tres días, se planearán soluciones y se realizarán visitas a las empresas, luego se les dejará una tarea durante dos o tres semanas para que logren tener un portafolio de tres a cinco iniciativas de alto impacto que beneficien a sus organizaciones.

“Para seleccionar a las empresas hemos hecho mancuerna con los clústeres, ellos saben cuáles están más avanzadas, buscamos aquellas que su operación es madura, que no tienen problemas de organización, de falta de gente o de recursos y que quieren aumentar la productividad utilizando herramientas 4.0”, enfatizó el directivo.

Problemática

Cuando se realizó el programa piloto, explicó Tijerina Priego, se detectó que algunas empresas carecen de un sistema de manufactura digital y todo se hace de manera manual, lo cual retrasa la operación y es menos preciso.

Las Pymes no tienen sistemas inteligentes para el rastreo de material o la optimización del inventario.

“Hemos observado que algunas Pymes no tienen visibilidad en tiempo real de cuando una máquina está parada y por qué paró, no saben las causas, pues es difícil hacer proyectos de mejora, a veces se reporta al final del día, son mermas en la productividad por no tener a sus equipos operando”, aseguró Tijerina Priego.

[email protected]

kg