Cancún, QR. Ante la grave erosión que presenta la Isla Chica de Holbox, la firma Marenter ingresó a evaluación ambiental, un proyecto de recuperación de 5.5 kilómetros de playas con una inversión de 109 millones de pesos para el vertido de arena y la colocación de espigones que impidan que la costa vuelva a erosionarse aceleradamente.

Marenter es sólo la empresa ejecutora del proyecto, la misma que realiza los anclajes de las esculturas que conforman en Museo Subacuático de Cancún; sin embargo, la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) se reservó el nombre del inversor y promovente real.

Holbox se encuentra dentro del Área de Protección de Flora y Fauna de Yum Balam, y es una isla en la que existen diversos proyectos hoteleros e inmobiliarios que aguardan la aprobación del Plan de Manejo Ambiental que debe publica la Comisión Natural de Áreas Naturales Protegidas, pero que se ha retrasado por más de 20 años.

El proyecto de recuperación de playas que actualmente analiza la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, establece que la línea de costa de Isla Chica, Holbox, desde Punta Poniente al Río Kuká, presenta una erosión cada vez más grave y cuya magnitud de pérdida de arena es evidente. La erosión afecta no solamente a la infraestructura de la ciudad, también conlleva la pérdida de ecosistemas y hábitats de especies protegidas, con lo son la duna costera, zonas de mangles y playa .

A través de varias imágenes, la MIA expone la grave pérdida de arena y la pérdida de manglar, así como de infraestructura urbana que poco a poco ha ido perdiendo terreno ante el avance del mar.

estudio de factibilidad establece tres zonas

La propuesta de recuperación de playas se basa en el estudio de factibilidad técnica, ambiental y de ingeniería costera para la recuperación, estabilización y conservación integral de la línea de costa de una sección en la Isla Chica de Holbox, Quintana Roo, cuyo objetivo es contar con un plan estratégico contra la erosión de la zona costera, como una medida de adaptación ante los efectos del cambio climático , se lee en el documento.

El estudio de factibilidad establece tres zonas donde se realizarán los trabajos: noreste, toda la zona donde la función de la playa es hábitat de flora y fauna, desde el Río Kuká hasta los primeros hoteles de Holbox; centro, que abarca la mayor concentración de la población y la primera batería de espigones, y suroeste, que va desde la segunda batería de espigones hasta Punta Poniente y presenta la mayor erosión de todo el frente de estudio analizado.

El proyecto, en su mayor parte, se encuentra ubicado en la Zona Federal Marítimo Terrestre y la zona marina de la Isla Chica.

Holbox no posee un Plan de Desarrollo Urbano como tal; sin embargo, se asienta el poblado en el centro turístico y actividades náuticas recreativas; existen terrenos frente al mar que poseen concesiones de Zona Federal Marítimo Terrestre, así como bares y restaurantes que brindan servicio a los turistas , expuso el promovente.

jvazquez@eleconomista.com.mx