Las seis regiones del país mostraron una inflación anual mayor a 4.0% en los primeros quince días del 2017, aunque las más castigadas fueron frontera norte (6.97%) y centro norte (5.06%), según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Ante este panorama, el coordinador de Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey (CIEN), Héctor Magaña, refirió que esta variación tiene que ver con el precio de la gasolina, ya que anteriormente estaba ligado a lo que se vendía en la parte sur de Estados Unidos. Sin embargo, ante los nuevos ajustes que se hicieron en materia de energéticos, la cotización del combustible del norte se homologó al que se vende en México, por lo que ya no forma parte de los precios que utilizaban en dicho país.

En la misma línea, el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), José Luis de la Cruz, destacó que la frontera norte tiene una mayor dependencia de los productos que se incrementaron más, es decir, de los productos energéticos.

Allá hay un gran consumo de combustibles, energía eléctrica que fue parte de lo que más se incrementó , así como de algunos bienes manufacturados que, de alguna forma, fueron de los que más incrementos tuvieron , expuso.

Los precios al consumidor de la región sur registró la menor variación anual, de 4.20%; en ésta, añadió Héctor Magaña, existe un menor consumo por parte de la población, ya que los estados que conforman la frontera sur del país son también de los más pobres a nivel nacional.

Productos

Diversos productos, como el limón, el aguacate, el frijol, y por supuesto la gasolina, fueron los que mayores incrementos presentaron en todas las regiones.

El coordinador del CIEN expresó que esto corresponde a que la distribución de los productos, sobre todo de los agrícolas, se da conforme a las estaciones; por ejemplo, cuando algunas cosechas sufren problemas por sequías o por inundaciones, afecta a la producción en periodos subsecuentes y eso lleva el cambio a las variaciones en sus precios.

Por otro lado, agregó, el precio de la gasolina es una medida que se implementó a nivel nacional, la cual tiene un impacto directo en todos los estados de la República.

El analista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Kristobal Meléndez, detalló que hay algunos productos agrícolas que cuando son de exportación, como el aguacate, dependerá de los precios, ya que los fijan en dólares.

Entonces, si hay un tipo de cambio mayor, el precio del aguacate va subiendo. (En cambio), si son productos de consumo nacional se ven menos afectados en el incremento de precios .

Ciudades

Héctor Magaña destacó que la inflación elevada en las ciudades fronterizas corresponde prácticamente al impacto del incremento de los precios de la gasolina, porque también se aumentan los precios de distribución de distintos bienes.

Por lo que ha llegado un punto en que los precios de los productores ya se vuelven insostenibles y las empresas no lo puedan soportar por sí solas; el incremento en el precio de los insumos, de transportación y producción, se tiene que trasladar al productor final y dado el incremento significativo que se dio en la gasolina en las entidades del norte, éste impacta directamente en su nivel de precios .

En las ciudades del sur, agregó, los aumentos no son tan significativos porque la gasolina ya estaba homologada al precio nacional.

[email protected]