Tijuana, BC. integrantes de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) pidieron al gobierno entrante, encabezado por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, que los apoye con regularizar los autos usados en la frontera.

Los empresarios presentaron una propuesta al senador electo por Movimiento Regeneración Nacional, Jaime Bonilla Valdez, para la creación de una zona franca en Baja California, que se adecue a las necesidades los propietarios y usuarios fronterizos.

El presidente del organismo empresarial en Tijuana, Mario Escobedo Carignan, refirió que entregó la petición al legislador, que además fue recientemente nombrado delegado del gobierno federal de la siguiente administración, quien presentó un proyecto para crear una zona fiscal que se apegue a la realidad de los empresarios y residentes de la región.

“Los gobiernos anteriores por años buscaron la manera de cómo poder evitar que se diera la importación, históricamente lo han inhibido, las cifras que tenemos del 2007 es que se importaban 1.6 millones y el año pasado importamos 160,000; de regular e inhibir ahora están ahorcando al sector”, mencionó.

El empresario recordó que fue durante el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa que inició con la imposición de precios estimados para los autos que son comprados en Estados Unidos, y luego cruzan a territorio mexicano para su importación, que consiste en imponer un precio al vehículo comprado en la Unión Americana, que muchas veces está por encima del real.

Lo anterior provocó que si un auto costaba 500 dólares y se importaba por otros 200 dólares, se pudiera vender en 1,000 dólares en total.

De acuerdo con la cámara, hace 10 años había alrededor de 450 lotes en Tijuana, pero a la fecha solamente cerca de 120 han sobrevivido a los cambios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, debido a las modificaciones en las reglas fiscales como los precios estimados.

Importación

El presidente de la Canaco Servytur en Mexicali, Juan Ramón López Naranjo, consideró como abandono el trato que la administración federal actual dio al tema de la importación de autos usados y que sepultaron al sector de la frontera.

“Creo que estos seis años del gobierno federal de Enrique Peña Nieto es un hecho que ha sido lamentable para el comercio organizado de autos usados, con la reducción que hicieron de cinco modelos de poderse importar, con el valor de esos precios estimados que encarecen los vehículos”, concluyó.

estados@eleconomista.mx