El Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCE-C) alista el lanzamiento de la campaña Stop Warnings, Our Turists are OK, con patrocinios de Telmex, Aeroméxico, Volaris, ADO y OXXO, que buscan hacer autosustentable este emprendimiento dirigido a revertir el impacto negativo en la industria turística de los comunicados en que el gobierno estadounidense pide a sus ciudadanos no viajar a nuestro país.

El proyecto fue presentado en la más reciente reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) ante 31 secretarios de Turismo de igual número de estados, que mostraron interés por replicar la campaña en sus respectivas entidades, asegura el dirigente del CCE-C, Francisco Córdova Lira.

La campaña también fue presentada en la más reciente edición del Tianguis Turístico 2012 en Puerto Vallarta y la Riviera Nayarit, donde además de proponérsele al presidente Calderón destinar recursos para financiarla, se dio un primer acercamiento con Telmex, que fue uno de los patrocinadores del evento.

LA ESTRATEGIA

Se pretende elaborar souvenirs, camisetas, calcomanías, espectaculares y demás artículos con la leyenda Stop Warnings, Our Tourists are OK , además de los respectivos mensajes publicitarios de los patrocinadores, los cuales serán repartidos en los aeropuertos del estado, hoteles y centros comerciales.

También se pretende involucrar al gremio transportista con miles de pegatinas para los cristales de sus vehículos.

El proyecto tiene desde un principio el respaldo del gobierno del estado, así como de los fideicomisos de promoción turística que se espera puedan aportar 1 millón de pesos, con que se pretende financiar la primera etapa de la campaña, explica Córdova Lira.

El CCE-C también gestiona recursos ante el organismo binacional México Image Committee, que aglutina a empresarios estadounidenses de la industria de los tiempos compartidos que han visto mermadas sus ventas tras la emisión de los travel warnings.

Dicho organismo, dirigido por el empresario Craig Morganson, hace labor de cabildeo con legisladores estadounidenses para reformar los criterios existentes que norman la emisión de estas comunicaciones del gobierno de Estados Unidos.

jvazquez@eleconomista.com.mx