El desabasto de gasolina en el Bajío podría detener los capitales foráneos en la región. Si bien desde la semana pasada se buscaron soluciones para este problema, la regularización total en las estaciones de servicio aún tardará.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de Aguascalientes, Raúl González Alonso, aseguró que la Inversión Extranjera Directa (IED) podría alejarse del estado de Aguascalientes y del resto de las entidades que conforman el Bajío, por la situación actual de la lucha contra el robo de combustible, medida tomada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista para El Economista, el empresario explicó que el desabasto de hidrocarburos, causado por un problema de logística, provocó que las empresas extranjeras vean si es viable invertir en estos estados.

Y es que tanto Aguascalientes como Guanajuato y Querétaro no ofrecen las mejores condiciones para entregar mercancía; los caminos se han vuelto inseguros para vehículos privados, además hay pocas gasolineras abiertas y escasez de materias primas, aseveró.

“He hablado con empresarios extranjeros y no entienden cómo no hay gasolina, y es que es difícil explicar lo que está ocurriendo, ellos dicen que no ha habido un desastre natural que impida que se suministre el combustible y les respondo que es una medida unilateral que el gobierno federal tomó. La IED se alejará de la entidad, también nuestras finanzas y economía se verán afectadas”, detalló.

Asimismo, hizo hincapié en que la Coparmex Aguascalientes junto con otras delegaciones del Bajío hicieron una evaluación previa para estimar las pérdidas económicas y así implementar medidas que eviten la fuga de capitales.

“Lo que hicimos es que elaboramos un estimado de pérdidas económicas con varios de nuestros homólogos del Bajío, en total fueron 10 centros empresariales, se hizo una encuesta a más de 3,000 empresas y los datos son alarmantes, en total, hasta el 18 de enero se han perdido más de 1,300 millones de pesos. Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes, fueron los estados que participaron, no se incluyó a San Luis Potosí porque no está siendo afectado por el desbasto”, indicó.

Reconoció que viene un futuro complicado para la dinámica económica del estado, ya que muchos empresarios han advertido que se trasladarán a otras entidades y países porque han tenido problemas con entregas de mercancías, además de la asistencia del personal.

Sin combustible

González Alonso afirmó que en la Ciudad de México el abastecimiento ha llegado, pero que en Aguascalientes al igual que en el resto del Bajío, además de Jalisco, el problema de escasez continúa.

“Esperamos que esto ya se solucione, la situación no se ha normalizado, lo que pasa es que no hay mucha claridad, en la capital del país esto ya se está resolviendo, pero con nosotros esto no pasa”, manifestó.

Detalló que el desabasto ocasionará conflictos sociales y el mayor de los peligros es que las personas puedan llegar a perforar más ductos o incluso roben combustible de vehículos privados de manera violenta.

“Viene un futuro complicado, la dinámica social cambia, muchos estados ya viven el efecto, se debe implementar seguridad, y tomar otras medidas, apoyamos la lucha contra el robo de combustible, pero que se elijan otras vías de resolución”, comentó.

El presidente de Coparmex refirió que la entidad a diferencia de otros estados, nunca dependió de ductos para abastecerse de combustible.

“Aguascalientes depende de pipas no de ductos, pero con el problema del desabasto las terminales de abastecimiento estaban abarrotadas, eso nos afectó, si la medida continúa el estado no lo va a poder soportar, aquí no hay ductos, que revisen la estrategia contra el huachicol. Están viniendo de los altos de Jalisco, del Bajío a poder abastecerse, la situación aquí aún no se normaliza, es un caos, somos un estado pequeño, por ello el problema se agudiza, hay menos gasolinerías”, agregó.

Realizarán sondeo

Por su parte, el presidente del Colegio de Economistas de Aguascalientes, Jael Pérez Sánchez, adelantó que del 21 al 25 de enero la institución que preside trabajará en coordinación con la Coparmex Aguascalientes para elaborar un sondeo que tiene como fin calcular la pérdida económica de las empresas del estado por el desabasto de combustible.

Aseveró que una vez que termine de hacerse el estudio se dará a conocer el número de empresas que participaron, así como el estimado de las pérdidas económicas, y dependiendo de los resultados se llevará a cabo un diálogo con el gobierno estatal.