HR Ratings revisó al alza la calificación de “HR BBB” a “HR BBB+” al municipio de Ocotlán, Jalisco, y mantuvo la perspectiva Estable.

De acuerdo con un reporte enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la revisión al alza obedece al nivel reportado en la deuda neta (DN) al representar 40.5% de los Ingresos de Libre Disposición (ILD) en el 2020 (contra 36.9% proyectado) y no mantener deuda quirografaria, lo cual tuvo un impacto positivo en la calificación.

La agencia estima superávits en el balance primario ajustado (BPA) de 3.0% de los ingresos totales (IT) del 2021 al 2023, debido a la expectativa por un mayor dinamismo en los ILD y por un nivel estable en el gasto, con lo cual no se registraría la adquisición de financiamiento quirografario y la DN se reduciría a un promedio de 32.1% de los ILD.

Adicionalmente, añade el reporte, se incluye la evaluación de factores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG), donde el resultado impactó negativamente la calificación debido a que el factor ambiental se consideró limitado dadas las áreas de oportunidad en el manejo de residuos sólidos, así como los adeudos relacionados con la provisión del servicio de agua y drenaje, sumado a la vulnerabilidad de la entidad ante el cambio climático.

Al cierre del 2020, la deuda total ascendió a 99.3 millones de pesos y está compuesta por un crédito estructurado con Banobras por 83.3 millones, así como por un anticipo de participaciones con el estado de Jalisco por 16.0 millones de pesos.

“Por su parte, la deuda neta aumentó a 40.5% de los ILD (contra 36.9% proyectado), derivado de la disminución en los ILD, mientras que el servicio de deuda (SD) se incrementó hasta 11.3% de los ILD (contra 11.6% proyectado) debido a la liquidación del anticipo de participaciones al cierre del 2019”, subraya el reporte.

Balances proyectados

Para el 2021, HR Ratings estima un superávit en el BPA de 3.8% de los IT. Este resultado considera un crecimiento de 5.0% en los ILD, principalmente por un mayor dinamismo en las participaciones, mientras que la recaudación local se mantendría estable.

Se espera un crecimiento de 2.6% en el gasto corriente, en línea con la reactivación de actividades y organización de eventos, mientras que el gasto de inversión sería 4.4% superior, pues se espera que continúe el plan de mejoramiento de espacios públicos.

De acuerdo con el perfil de deuda vigente, sumado a la expectativa de un menor uso de anticipos de participaciones, la deuda neta se ubicaría en 32.1% de los ILD del 2021 al 2023.

estados@eleconomista.mx