En el 2006, la firma Guaily comenzó la revolución de muebles de cartón de alta calidad y diseño con estilo en el país; y lucha por superar el tabú de la resistencia de sus productos, que llegan a soportar hasta 1,600 kilogramos contra la media tonelada que resisten los de madera.

Sergio Menchaca, propietario de esta empresa asentada en la entidad, comentó que comenzaron con cuatro productos en su catálogo y que cuentan ya con una variedad de 35 muebles, desde sala, comedor, cavas para vino, cunas y mesas de billar.

El proyecto comenzó en el nicho de mercado de clase baja, dado que la gente no tenía acceso a mobiliario por el alto costo, y el cartón por ser económico era fácil de adquirir y decidimos hacerlo de ese material. Desarrollamos muebles sencillos y económicos, pero no los aceptaron , compartió.

Entonces -comentó- decidieron cambiar el nicho e invirtieron en tecnología y desarrollo de estructuras más complejas que el cartón, con un equipo de ingenieros industriales; así como el diseño de muebles.

Conjuntamos funcionalidad y diseño para crear un concepto que fuera accesible al público, que garantizara confort, resistencia, buena estética, entonces revolucionamos el mercado de los muebles de cartón , sostuvo.

Nuevo mercado

El empresario afirmó que aceleró la producción de muebles y dio un salto importante en el siguiente año, pues exportó a Canadá, aunque sólo fue por año y medio, dado que se enfocaron al mercado nacional.

Desarrollamos distribuidores en Puebla, Monterrey, el Distrito Federal, San Miguel de Allende y Salamanca. Próximamente tendremos otro en Veracruz. Además analizamos entrar en varias cadenas de supermercado, por ejemplo, Estamos en Soriana y nos ha dado buenos resultados , detalló.

Sergio Menchaca explicó que las ventajas de sus muebles es que son flexibles e indestructibles, porque se hizo una prueba: los aventamos del quinto piso de un edificio y no se rompen.

El fabricado con madera se destroza; la ligereza es importante, porque en las mudanzas no pesa nada, para su estructura se utiliza 60% menos de celulosa y el cartón por dentro es aire. Además son seguros para niños porque si se pegan no les duele , puntualizó.

Su cartera de clientes se concentra en empresas, mueblerías y escuelas; sus principales consumidores son gente joven.

[email protected]