Las 800 gasolineras de Sonora y Baja California, donde se iniciará la liberación de precios el 30 de marzo, arrancarán la competencia con precios entre 4.6 y 12% más elevados que significan entre 0.72 y 1.84 pesos más por litro que sus competidores de Estados Unidos, derivados de una carga impositiva hasta 124% superior que la de los negocios del vecino del norte, explicaron empresarios de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) de Mexicali; con base en una factura real de este mes, y por medio de un análisis de campo de la dinámica de precios en las estaciones del vecino del norte.

En un ejercicio del 24 de enero (ya que los precios de las gasolinas varían diariamente en Estados Unidos), se observó que el precio por litro de la gasolina Magna en Mexicali es 4.46%, o 0.72 pesos más cara que su similar de menos de 92 octanos en Calexico, California. Sin embargo, por los aditivos y normas de calidad, la referencia californiana tomando en cuenta los costos de transporte, almacenamiento y distribución resultó 37.6% más barata en Mexicali, pero al compararse los impuestos nacionales, como el IVA y los componentes del IEPS, contra los impuestos que se pagaron en Calexico, en Mexicali fueron 122.2% más altos.

En el caso de la Premium, el precio al consumidor fue 7.5%, o 1.26 pesos por litro más alta, con impuestos superiores en 124.7%, a pesar de que los costos logísticos y de referencia fueron 26% más bajos; mientras que para el diesel el precio en Mexicali fue 12% o 1.84 pesos por litro más alto, por impuestos más elevados en 124.8%, aun cuando los costos logísticos y de referencia fueron 30% más bajos que en Calexico.

La competencia con Estados Unidos es algo que hemos vivido desde siempre y sabemos hacerlo, pero ahora se nos pide otra vez que seamos competitivos en precios, cuando tenemos cargas impositivas que no compiten , aseguraron a El Economista.

Por ello, los gasolineros de Calexico han referido que sus ventas se incrementaron 60% en los primeros 20 días del mes, ya que la gente de ciudades fronterizas está acostumbrada a cruzarse para realizar compras, y comparar si es conveniente cargar gasolina del otro lado. Mexicali tuvo, además, cuatro días de desabasto prácticamente total por bloqueos de manifestantes lo que, aunado a un precio más alto, redujo sus ventas en la proporción que aumentaron en el lado estadounidense.

Liberación sin condiciones

En cuanto a la liberación de los precios, los gasolineros aseguraron que existe total incertidumbre sobre posibles cambios en relación con la dinámica actual, ya que no existe infraestructura para importar la gasolina y el puerto de Rosarito, junto con la capacidad de 25% que Petróleos Mexicanos (Pemex) cederá en la temporada abierta, no alcanzarán para que se diversifiquen las compras y se pueda competir.

Además, los grupos gasolineros que podían invertir en nuevas estaciones de servicio han frenado sus planes ante el nuevo esquema tarifario ya que, aunque el margen sería libre, no será superior al actual de 5.6% que ofrece Pemex (y que es 14% más bajo que del otro lado de la frontera) debido a la carga impositiva que se mantendrá incluso con la liberación , la cual no permitirá mayores márgenes y traslados de ahorros a los consumidores.

Finalmente, luego de que la Secretaría de Hacienda cambió el esquema semanal de homologación de los precios con los de Estados Unidos por uno nuevo, en que se les devuelve un estímulo fiscal que representa 50% del margen de los gasolineros en la frontera, los empresarios aseguraron que aún no han podido solicitar estas devoluciones porque el Sistema de Administración Tributaria no ha publicado las reglas para el proceso.

[email protected]