León, Gto. Con el objetivo de no perder posicionamiento ante China, empresarios del calzado en Guanajuato apuestan por la Industria 4.0, permitiéndoles adaptarse a las necesidades del mercado internacional y además, ubicarse como un polo de innovación.

En el marco de la edición 81 del Salón de la Piel y el Calzado (Sapica), que se efectúa del 27 al 30 de agosto, Luis Gerardo González García, presidente de la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG), explicó que el país asiático ha implementado nuevas políticas y acciones comerciales —como dumping y pagar menos aranceles—, que afectan a la producción zapatera no sólo de la entidad, sino de todo México.

En ese sentido, este miércoles la CICEG firmó con la Oficina de Guanajuato de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CANIETI) un convenio de colaboración, donde se busca producir zapatos de manera inteligente. Por ejemplo, podrán escanear el pie de un consumidor e imprimir un zapato a la medida por medio de impresoras 3D, además de hacer análisis inteligentes y cuantificación de datos.

Luis Gerardo González indicó a El Economista que desde hace un año y medio comenzó la reconfiguración del sector y así contrarrestar el poderío chino, pero también, añadió, para llegar a ser un referente industrial que aprovecha las nuevas tecnologías.

“Hoy, las cámaras empresariales de Guanajuato nos estamos uniendo para levantar nuestras actividades manufactureras y buscamos apoyo nacional. El convenio entre la CANIETI y la CICEG nos ayudará a desarrollar proyectos que beneficiarán a la industria del calzado”, aseveró.

“Apostar por la Industria 4.0 es aprender de la información que está en los servidores y analizarla. No solamente buscamos innovar en las actividades manufactureras, también queremos aprovechar el conocimiento para mejorar las estrategias de ventas, saber cuándo se debe implementar cierto producto, eso hará que haya más y mejores negocios. Buscamos desarrollar el análisis de datos”, refirió.

Julio Rodríguez Blanco, presidente de la Oficina de Guanajuato de la CANIETI, dijo que el convenio consiste en hacer una evaluación de las empresas dedicadas al sector calzado y que están ubicadas en el estado.

“Después de la recopilación de datos se elaborará un directorio y así se comenzarán a desarrollar estrategias que tienen que ver con recopilación de datos y mejoras en la producción, así como incluir nuevas tecnologías”, expuso.

El presidente de la CICEG adelantó que con este estudio se notará que la mayoría de las plantas de producción son pequeñas, por lo mismo “la inversión extranjera no ha llegado como se quisiera, además de que se necesitan hacer más productos destinados a las exportaciones y más certificaciones internacionales”.

Acotó que dar este paso implica una mejor integración de la proveeduría y el sector calzado y que las condiciones de vida de los trabajadores mejore, ya que en lugar de efectuar la manufactura de manera tradicional podrán utilizar computadoras e impresoras y, por ende, aumentarían los sueldos.

Esperan respuestas

Por otro lado, González García manifestó que este jueves se reunirán con integrantes del gobierno federal para hablar sobre los aranceles hacia los productos asiáticos y la competencia desleal que existe.

“Ya le entregamos los puntos a tratar al gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, y este jueves viene al Sapica la titular de la Secretaría de Economía, Graciela Márquez Colín”, expuso.

estados@eleconomista.mx