Con excepción de San Luis Potosí, el resto de las entidades federativas y sus municipios recibirá más recursos federales por concepto de participaciones (Ramo 28) durante el 2015, de acuerdo con la calendarización presupuestal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)

La partida programada por la dependencia federal para el próximo año asciende a 607,130 millones de pesos, lo que significa un aumento anual en términos reales (considerando una inflación de 3% para el 2015) de 2.5 por ciento. La bolsa que se proyectó para este 2014 fue por 577,639 millones.

Campeche y Colima serán los estados con el mayor aumento, por arriba de 10 por ciento.

Para este año, la Secretaría de Hacienda programó una bolsa para Campeche por 6,811 millones de pesos, mientras que para el 2015 asignó un monto por 7,960 millones, lo que significa un aumento de 13.9 por ciento. En el caso de Colima, el incremento será de 12.9 por ciento.

A estas entidades le siguen Michoacán (6%), Nayarit (5.2%), Guerrero (4.4%), Durango (4.3%), Jalisco (4.2%) y Tlaxcala (4.1 por ciento).

En contraste, San Luis Potosí será el menos favorecido. En el 2014 se programó una partida para el estado por 11,654 millones de pesos, mientras que para el 2015 una por 11,845 millones.

Si bien en términos nominales hay un crecimiento, al momento de considerar la inflación proyectada para el 2015 las cifras representan una contracción de 0.9 por ciento.

Las participaciones federales son recursos no fiscalizados; es decir, son de libre uso. Este rubro representa 40% del gasto neto que la Federación les transfiere a los gobiernos estatales y municipales.

Oro negro, el factor a cuidar

En opinión de Flavia Rodríguez, directora de la consultoría de aregional, el desplome de los precios del petróleo, además de factores como las elecciones y la inseguridad, es uno de los principales riesgos para las finanzas públicas de las administraciones locales, al elevar las posibilidades de que las cifras programadas en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2015 no se cumplan.

De hecho, este fenómeno ya se empezó a observar en octubre de este año. En ese mes, estados y municipios recibieron menos participaciones a las estimadas y con respecto al 2013, ante una baja en los ingresos petroleros dentro de la Recaudación Federal Participable (RFP), de 4.8 por ciento.

Ante este panorama, externó la especialista, será necesario que las administraciones locales alisten un plan de gasto austero.

Y es que, en su opinión, los fondos de estabilización que tiene el gobierno federal para enfrentar este tipo de contingencias son insuficientes, toda vez que la baja en el precio del energético es de magnitudes importantes, incluso mayores a las del 2009, cuando la mezcla mexicana de exportación descendió a niveles de 57 dólares por barril, en promedio:

Ni siquiera los fondos de estabilización serán suficientes para compensar la baja (del precio del petróleo) (...) Vamos a tener una situación difícil en el 2015, porque la RFP caerá , alertó.

Aunado a ello, el mecanismo de coberturas petroleras contratado por el gobierno federal podrá ser ejercido hasta noviembre del 2015, plazo en que termina el periodo cubierto, de acuerdo con la SHCP.

Así, aregional se sumó a la calificadora a Moody’s, que si bien dio un voto de confianza a estados y municipios también alertó de potenciales riesgos por el precio del petróleo y los comicios electorales.

En lo que va del año, los precios del petróleo mexicano han caído 46.51%, para cotizar por debajo de 50 dólares por barril.

Participaciones federales

fernando.franco@eleconomista.mx