En proceso de destitución están 50 policías, ministerios públicos y peritos al servicio de la Procuraduría de Justicia de Guerrero, por no dar resultados en la dependencia, dijo el encargado de despacho, Albertico Guinto Sierra.

El funcionario destacó que a estos trabajadores se les han aplicado tres quejas administrativas por no hacer su trabajo adecuadamente y, como consecuencia, serán sustituidos.

Luego de estar al frente durante ocho meses en la dependencia estatal, señaló que se ha encontrado con rezago, vicios e ignorancia por parte de los ministerios públicos, policías y peritos.

Lo anterior, mencionó, ha provocado que 280 ministerios públicos estén en profesionalización, cursando maestrías, de los cuales 140 son de Acapulco y 140 de Chilpancingo.

La actualización incluye talleres, seminarios, cursos de temas específicos que haga eficiente el desempeño, explicó.

Guinto Sierra dijo que el rezago se está terminando a través de unidades, en donde aquellos delitos que son de conciliación, de querella que permitan el tenor para poder sacar todo ese rezago .

Indicó que el rezago se basa en cuestiones de determinación de averiguaciones previas, de la ejecución de órdenes de aprehensión, esa es la producción que se le pide a la Policía Ministerial .

Aseveró que mientras esté a cargo de la Procuraduría, exige productividad a los ministerios públicos, peritos y policías, de lo contrario, rotará al personal que no dé resultados.