El Fideicomiso 13-50, destinado para el combate a las adicciones y que es originado del pago de las licencias de funcionamiento y de los refrendos, representa un gasto de más de 30,000 pesos anuales para los empresarios del sector de bares y discotecas, a quienes se les cobra esta obligación, informó Rogelio Garfias.

El Presidente de la Asociación de Bares y Discotecas de Querétaro dijo que los empresarios del ramo de los bares y discotecas destinan 25% del pago que hacen en las licencias que se van para apoyar el fideicomiso 13-50, que es usado para programas de prevención de adicciones; sin embargo, hay dudas sobre el destino de esos recursos.

Pago de licencias

El pago de las licencias de funcionamiento y los refrendos representan gasto de 30,000 pesos, de los cuales se destinan 25% a ese fideicomiso.

De los afiliados a esta asociación, 40% se ve afectado en sus finanzas en el pago de este impuesto estatal, principalmente por ser medianas empresas, además de que los cobros no son parejos.

Rogelio Garfias explicó que hasta ahora no se ha rendido un informe de cómo, cuándo y en qué se gastan los recursos que van al fideicomiso 13-50, por lo que piden transparencia.