El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, informó que por disposición oficial decretada por autoridades sanitarias de la Federación, a partir de ayer quedó restringido el acceso a las playas en el estado, con el fin de evitar concentraciones humanas que favorezcan la propagación del Covid-19.

“La medida es drástica e histórica, pero vamos a hacer todo lo que nos corresponde para evitar contagios”, explicó.

En la sesión de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, el jefe de la Unidad de Políticas y Estrategias para la Construcción de la Paz de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Jesús Valencia Guzmán, indicó que la determinación de cierre de playas y balnearios es de carácter sanitario, a partir de un decreto que prohíbe las actividades públicas y se hace énfasis en la misma restricción para personas a los lugares de concentración masiva.

estados@eleconomista.mx