Senadores del PRI buscan que se auditen los recursos aplicados a obras en Puebla, pues consideran que en varias de ellas, como en el Teleférico, hay posibles irregularidades en el proyecto y construcción.

A través de varios puntos de acuerdo, la bancada del PRI que coordina Emilio Gamboa, busca que el Congreso del Estado de Puebla, a través de la Auditoría Superior de la Entidad, audite los recursos destinados a la construcción del Teleférico, toda vez que el costo se elevó 116 por ciento.

Quiere además que el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, presente al Senado un informe pormenorizado de la ejecución de los recursos, licitaciones realizadas, así como las licencias de construcción ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia y evaluación de impacto ambiental al Centro Cívico Cultural de los Fuertes.

Durante su gestión, Moreno Valle Rosas ha sido señalado por diversas irregularidades en la construcción de varias obras en la entidad. En particular, destaca la construcción de un Teleférico de 688 metros entre sus dos estaciones en la zona de los Fuertes de Loreto y Guadalupe, con una inversión de 359.2 millones de pesos. La obra fue entregada un año después de la fecha prevista y un incremento en el costo de 116%, el proyecto original era de 166.4 millones de pesos , refiere.

Además del sobreprecio, acota, la empresa Cems Constructora, encargada del proyecto por adjudicación directa, fue inhabilitada por no cumplir con tiempos de ejecución.

PPs, en el ojo del huracán

El grupo parlamentario del PRI también exhortó a la Auditoría Superior de Puebla para que audite las obras y acciones en la entidad a través de los Proyectos de Prestación de Servicios, desde el 2011 al 2015.

Académicos, especialistas y legisladores, han identificado que en los últimos cinco años de gestión de Rafael Moreno Valle, la deuda de la entidad se ha incrementado hasta ascender a más de 70,000 millones de pesos, de los cuales 61, 343 millones de pesos fueron a través de PPS .

De las nueve obras PPS realizadas durante la gestión del panista, cuatro son las que tienen las tasas de interés más caras y con poco impacto social: el segundo piso de la autopista Puebla-México, el Museo Internacional Barroco, el Centro Integral de Servicios y las plataformas de la planta Audi.

La semana pasada, el secretario de Finanzas y Administración (SFA) de Puebla, Guillermo Bernal Miranda, afirmó que se realizaron tres obras por un monto de casi 8,195 millones de pesos: el Centro Integral de Servicios (CIS), las plataformas para la planta de Audi, y el Museo Internacional Barroco (MIB).

tania.rosas@eleconomista.mx