La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio a conocer los incentivos a la inversión y exenciones de impuestos que aplicará en Campeche y Tabasco, como parte del Programa de Reactivación Económica y Desarrollo Productivo lanzado para esa región del país que ha sufrido los embates de la crisis petrolera.

Entre los incentivos para las empresas destacan la deducción inmediata del 100% de las inversiones en bienes nuevos de activo fijo hechas en las zonas afectadas de estas dos entidades, que sean realizadas entre el 1 de mayo y 31 diciembre de 2016.

Para atender la falta de liquidez de las empresas, además de la deducción inmediata de las inversiones, las medidas fiscales también incluyen que las personas morales y físicas con actividades empresariales quedan eximidas de efectuar pagos provisionales del Impuesto Sobre la Renta (ISR) correspondiente a los meses de abril, mayo y junio de 2016.

Difieren pago de impuestos

En el caso de contribuyentes obligados a declaraciones trimestrales o cuatrimestrales, se exime la obligación correspondiente al segundo trimestre y el segundo cuatrimestre de 2016, según corresponda.

Mientras que los contribuyentes del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) podrán diferir hasta el 17 de septiembre la obligación de presentar las declaraciones correspondientes al segundo y tercer bimestre del ejercicio fiscal de 2016; enterar las retenciones del ISR de sus trabajadores de los meses de abril, mayo y junio de 2016, en dos parcialidades iguales en julio y agosto.

También enterar en tres parcialidades iguales el pago definitivo del IVA y especial sobre producción y servicios a su cargo correspondiente a los meses de abril, mayo y junio de 2016.

Apoyo al sector primario

Para quienes se dediquen exclusivamente a las actividades agrícolas, ganaderas, pesqueras o silvícolas, y que realicen pagos provisionales semestrales, podrán optar por presentar mensualmente las declaraciones del IVA correspondientes al segundo semestre de 2016, y diferir el pago a plazos de abril, mayo y junio de 2016.

Además, realizar el pago a plazos, hasta en 12 meses a partir de julio, de las cuotas obrero patronal correspondiente a los meses de abril, mayo y junio de 2016.

Las acciones emergentes para la reactivación de la economía mediante facilidades temporales son la primera parte de la estrategia del Programa de Reactivación Económica y Desarrollo Productivo, presentado por el Ejecutivo el pasado 4 de mayo.

Como se recordará, la economía de ambas entidades fue perjudicada por la caída en los precios del petróleo, debido a que la minería petrolera al cierre del 2014, aportaba 80% del Producto Interno Bruto (PIB) de Campeche y 60% de Tabasco, además de que juntas generan cerca del 90% del petróleo del país.

Lo que falta

Uno de los retos más importantes para estos estados es la recuperación de los empleos, ya que durante el último año y medio, Campeche perdió alrededor de 17,000 empleos formales, mientras que Tabasco tuvo una pérdida acumulada de 15,000 plazas en los últimos ocho meses, informaron a El Economista los secretarios de Desarrollo Económico de ambas entidades.

La creación de una Zona Económica Especial y la conformación de consejos integrados por el sector empresarial, social y público, acciones que se realizarán en los próximos seis meses, forman parte también de la reactivación pero en un mediano y largo plazo.

Al respeto de lo anunciado hoy, la Coparmex Tabasco informó que los apoyos en materia fiscal y cuotas patronales a empresas locales permitirán sostener en los próximos meses los gastos operativos y de nómina, durante la espera en la reactivación e inicio de las inversiones petroleras de la Ronda Uno en la región, las cuales podrían arrancar en 2017.

laura.quintero@eleconomista.mx