Mejora regulatoria, modelos innovadores de vivienda, coordinación entre los niveles de gobierno en materia de seguridad, transparencia del Ramo 23 e inversiones en energías renovables son los principales retos que las entidades federativas deben superar para atraer más inversión, señaló el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

En la presentación del Índice de Competitividad Estatal (ICE) y el Índice de Competitividad Urbana (ICU), uno de los puntos que se tocó con detalle es que las autoridades locales deben mejorar las reglas de operación de algunos ramos del presupuesto de egresos.

“Este estudio permite conocer cuáles son algunos de los temas en los que tienen injerencia las autoridades estatales y municipales de nuestro país. Para poder exigir más, los ciudadanos necesitamos más información de nuestras autoridades locales, así podremos demandar servicios públicos de calidad”, comentó Valentín Diez Morodo, presidente del Consejo de Administración del Imco.

Fátima Masse, coordinadora de proyectos, explicó que el ICE está compuesto por 98 indicadores, categorizados en 10 subíndices, mientras el ICU evaluó con 120 indicadores a 73 ciudades y 363 municipios.

Para poder identificar, explicó, los retos actuales a los que se enfrentan las autoridades locales se tuvieron que hacer estos análisis.

Añadió que uno de los temas más urgentes se refiere a los instrumentos de provisiones salariales y económicas: “necesitamos que las transferencias federales, como las del Ramo 23, se asignen de forma objetiva y transparente para implementar soluciones innovadoras en los estados. (...) Se debe mejorar la rendición de cuentas y la transparencia de las transferencias federales, mediante fórmulas de distribución, reglas de operación y criterios innovadores de competencia”.

Sumado a esto, detalló que se necesita que las entidades cuenten con conectividad múltiple —cercanía a un aeropuerto internacional y carreteras—, además de contar con un espacio óptimo para telefonía celular e internet.

El exceso de trámites es uno de los retos locales que señala Imco. “La mejora regulatoria se queda en la propaganda, si no se reduce la tramitología de estados y municipios. Cuatro de los 10 trámites con mayor percepción de corrupción son responsabilidad absoluta de los municipios. Se debe contar con acceso digital a una lista clara y completa de los requisitos de apertura y operación de establecimientos mercantiles para reducir las oportunidades de extorsión burocrática que tienen las autoridades locales”.

El estudio resalta algunos ejemplos de reglas locales absurdas y ambiguas que dificultan la sobrevivencia de empresas medianas y pequeñas: “En Acapulco, la autoridad municipal debe considerar adecuadas las persianas, cortinas u otros materiales que utilicen los establecimientos dedicados a la venta de bebidas alcohólicas”.

“La desigualdad del ingreso se puede medir en el tiempo invertido en el traslado cotidiano de la casa al trabajo. El promedio de una renta mensual en las colonias de las estaciones de la Línea 3 del Metro de la Ciudad de México es de 11,898 pesos, mientras que un trabajador de tiempo completo en la capital de la República gana en promedio 7,253 pesos al mes. Para lograr ciudades compactas y equitativas, es necesario crear programas de vivienda de bajo precio y bien localizadas e impulsar modelos innovadores como la vivienda en renta”, indicó el organismo.

Otro de los retos de los estados y municipios corresponde al tema del agua, ya que la mayoría de los operadores son ineficientes y tienen un diseño institucional que perjudica su desempeño, como no cubrir sus costos con ingresos propios y que las tarifas de agua se determinan con criterios políticos en los congresos locales.

“Para ofrecer mejores servicios de agua, es necesario crear organismos operadores metropolitanos, así como establecer tarifas que reflejen los costos de operación”, propuso Imco.

Inseguridad

Sobre inseguridad, el reporte expone que, en el 2011, el aumento de la violencia en la Comarca Lagunera redujo el crecimiento económico de la región. “En el 2012, los gobiernos de Coahuila y Durango pusieron en marcha la Policía Metropolitana. Acciones como ésta se asocian con una contracción de 82% en la tasa de homicidios de la zona metropolitana entre el 2011 y el 2017”.

“Se requiere la coordinación local para reducir los impactos de la fragmentación administrativa de las zonas metropolitanas del país. Las soluciones a las múltiples crisis de seguridad que coexisten en el territorio nacional dependen de soluciones planteadas desde un conocimiento de los problemas locales. El control territorial que se requiere para reducir los índices de criminalidad sólo se puede lograr con policías estatales y municipales profesionales y respetadas”.

En energías renovables, Imco agrega que “los gobiernos estatales deben estar comprometidos en impulsar la generación de energía limpia y el ahorro energético. Actualmente, México depende de la importación de combustibles, tanto gasolina como gas”.

El centro de investigación añade dos retos más: mejor información sobre la empleabilidad de los egresados universitarios y generar estadísticas de salud confiables para mejorar los estándares de calidad y satisfacer la demanda de servicios.

Indicadores

De acuerdo con el ICE 2018, que mide la capacidad para generar, atraer y retener talento e inversión que detonen la productividad y el bienestar, sólo la capital del país se ubica en el grupo de competitividad alta; Querétaro, Nuevo León y Aguascalientes, en un nivel adecuado, mientras Chiapas, en muy bajo.

Sobre ello, Fátima Masse enunció que se necesita que la población de los estados se encuentre preparada para poder ofrecer una fuerza laboral estable.

En cuanto al ICU 2018, las ciudades con alto nivel de competitividad y que cuentan con más de 1 millón de habitantes son Valle de México y Ciudad Juárez.

Melina Ramírez, investigadora de Imco, manifestó que es muy importante que para que los territorios del país lleguen a ser competitivos deben contar con cuerpos policiacos locales efectivos, se debe resolver el problema de violencia e inseguridad, para que haya inversión.

“Es necesaria una coordinación entre municipios, estados y el poder Ejecutivo para afrontar la inseguridad, que fue uno de los principales problemas asociados a la disminución de competitividad”, acentuó.

Mientras tanto, la ciudad con alta competitividad, que tiene de 500,000 habitantes a 1 millón, únicamente es Cancún; entre 250,000 habitantes a 500,000, Puerto Vallarta, Campeche y Los Cabos, y menos 250,000 habitantes, Piedras Negras.

[email protected]